Descripción
¿Cuál es la mejor salsa para cada tipo de pasta?

Los spaghetti no son lo mismo que los mostacholes, y no se combinan con las mismas salsas. Aquí, una guía básica para saber cómo maridar las pastas más populares y sus aderezos.

Cada tipo de pasta, por su forma y su tamaño, se expresa mejor si se acompaña con una salsa que se adapte a ella y potencie su sabor. No es lo mismo comer spaghetti con dados de pollo que con una densa bolognesa. Encontrar esa combinación perfecta hace que un plato simple de todos los días se convierta en una comida gourmet. En esta nota te contamos cuáles son los maridajes que no fallan:

1. Spaghetti con bolognesa
Los spaghetti son los reyes de las pastas largas y tradicionalmente se los combina con esta salsa, porque logra un perfecto equilibrio: no es ni muy espesa ni muy líquida. El truco es que tenga mucha carne y sea homogénea, para no dejar una sopa de tomate en el fondo del plato.

 

2. Lasagna con salsa rosa
Con varias capas de masa y diferentes rellenos, la lasagna se debe acompañar con una salsa de sabores simples y liviana. Por eso nada mejor que una rica salsa de tomates cortada con apenas un chorrito de crema para conseguir un balance ideal.

 

3. Canelones con bechamel
También conocida como “salsa blanca” es perfecta para gratinar. Con la salsa terminada, solamente tenés que cubrir los canelones, ponerle un poco de queso rallado y terminar todo en el horno. No sólo vas a ahorrar tiempo sino que vas a tener menos cosas para lavar.


4. Mostacholes con ajo y brócoli
Por tratarse de una pasta corta, hueca y que se debe pinchar para comer, lo ideal es acompañarla con salsas con verduras grandes. La combinación de ajo salteado en oliva y brócoli no sólo es sana y nutritiva sino muy sabrosa.

5. Ñoquis de sémola con tomate y albahaca
Para una pasta delicada se necesita una salsa delicada. Este plato es una excelente mezcla de sabores mediterráneos que se complementan en aromas y en frescura. Es tan versátil que sirve tanto para una cena liviana o como para un almuerzo de oficina.

 

 

6. Ñoquis de papa con estofado
Para los que no se andan con medias tintas, un plato generoso, rendidor, bien sabroso y por lo general, barato. Ideal para los que una vez que terminan de comer, rematan la cena mojando el pancito.

7. Ravioles de salmón con crema de camarones
Puede parecer redundante, pero no lo es. El salmón es tan suave que para disfrutarlo es imposible pensar en salsas pesadas, picantes o con demasiados ingredientes. Mientras los camarones aportan textura y un extra de sabor, la crema aliviana un poco la impronta de mar que hace a este plato único.

8. Cintas con carbonara
Es el ejemplo contrario al resto de la lista. Esta salsa es tan contundente que necesita una pasta simple para poder lucirse. Su sabor es pura potencia y combinarla con una pasta rellena debería considerarse pecado.




9. Agnolotis de pollo con Parisienne
Combinación retro, pero efectiva. Pollo y jamón es uno de los pocos dúos de carnes diferentes que funciona siempre. La textura de los champignones y la suavidad de la crema complementan a la perfección el binomio y componen uno de los platos favoritos de los bodegones.


10. Sorrentinos de ricota y jamón con salsa cuatro quesos
En lugar de usar una salsa con acidez, conviene resaltar la untuosidad y la sazón de esta pasta rellena con más queso. Junto con la muzzarella del relleno y un poco de parmesano rallado, el plato suma seis quesos, casi una fondue de sorrentinos.


Por Maximiliano Kupferman

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
En la cocina italiana la pasta es el plato predilecto y la verdad es que una pasta bien preparada puede ser toda una experiencia.
06.29.2013 · De Alfredo
Las mas deliciosas recetas de cocina las encuentras aqui
04.30.2013 · De Alfredo
Aqui te diremos en que te sirve comer los guisantes, la lechuga y la pasta
04.25.2013 · De LatinoMex
Autor
08.09.2011 12:07 (08.09.2011)
3191 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
3 votos
Recomiendalo