Descripción
¿Cómo dirigir financieramente un matrimonio y evitar la crisis?

Cuando Cristina se casó, hace poco más de un año, estaba segura de que solo la muerte la separaría de su amado Ricardo, quien había sido su novio de toda la vida. Ambos tenían buenos trabajos, les gustaban las mismas cosas y se adoraban. ¿Qué podía salir mal? “¿Divorciarnos Richi y yo? Ja ja ja. Ay no, chicas, qué hablan. ¡Nada que ver!”, le decía Cristina a sus amigas del colegio que, con menos de 30 años, ya estaban todas divorciadas y con varios kilos de más a consecuencia de los embarazos, cada vez que ellas insistían que el amor no dura para siempre. “Ay, Cristi, cuando empieces a tener problemas de plata, de monotonía o de llamadas a las tres de la mañana, ya te acordarás de nosotras”, repetían ellas.

Hace poco, Cristina se acordó de esa frase. No por monotonía ni llamadas misteriosas, felizmente; pero sí por plata, que ya no alcanzaba como antes. Algunos meses no había suficiente dinero para pagar las deudas o los gastos de mantenimiento del departamento. El sueño de tener un hijo ya no estaba más entre sus planes y ni qué decir de la idea de irse de vacaciones en verano. Las discusiones entre la feliz parejita se hacían cada vez más recurrentes. ¿Cómo hacemos para pagar la tarjeta? No sé, tú verás. Paga tú la luz. No, te toca a ti. ¡Seguro que te vas a tirar toda la plata tomando con tus amigos! ¿Pero dime en qué gastas tanto? En la peluquería, seguro.

Luego de tantas discusiones y estrés, Cristina pensaba que ya no sería la muerte, sino el dinero, el que la separaría de Ricardo. Él también lo había pensado. Había demasiada desconfianza por culpa de la plata y ninguno de los dos sabía cómo recuperarla.

La mayoría de personas que conocían a la pareja sabían que Cristina y Ricardo estaban en crisis y les habían dicho que los matrimonios se deben conducir como pequeñas empresas, en las que tanto el hombre como la mujer deben aportar a una cuenta común para así contribuir a la supervivencia de la familia. Una de esas personas, Marco Yáñez, les recomendó, en primer lugar, sincerar sus ingresos y tener una cuenta común.

“Pero así Ricardo va a saber que me gasto más de S/.500 en peluquería”, pensaba Cristina. “Pucha, ni hablar. Si Cristi se entera la cantidad de plata que se me va en mis salidas de negocios, me mata”, se imaginaba Ricardo mientras escuchaba los consejos de Yáñez.

“Es que los problemas se dan cuando no se sabe en qué se está gastando la plata. En cambio, a través de una cuenta común de donde salen todos los gastos, uno ya puede saberlo”, insistía Yáñez. Él sabía lo que les decía. Es consultor en finanzas y recursos humanos.

Yáñez también les aconsejó elaborar un presupuesto familiar por rubros (alimentación, vivienda, transporte, entretenimiento, etc.) y ahorrar para evitar deudas y tener planes a futuro.

El presupuesto se hace una vez al año, pero se va regulando mes a mes, en una planilla de Excel o aplicación para computadoras o celulares. Así, Cristina y Ricardo se podían poner de acuerdo en cómo gastar su dinero. “Si se ajustan a ese presupuesto ya no van a tener problemas. Va a haber confianza porque se sabe dónde está la plata”, decía Yáñez.

Valorar a la pareja y aprender a negociar también es clave en el matrimonio. Quinientos soles en peluquería es mucho, Cristi. ¿Y lo que tú gastas con tus socios? Ya mira, tenemos esta plata. Recortemos esto y esto, así podremos pagar las cuentas…

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Un equipo de televisión británico que grababa un documental sobre oficiales de justicia, se sorprendió al encontrar unos 8,5 millones de dólares
06.13.2014 · De Ytobias2004
Un millonario anónimo está regalando dinero en San Francisco a través de pistas en su cuenta de Twitter. Ha prometido ampliarlo a todo EE UU
05.29.2014 · De Ytobias2004
Hace un par de décadas las listas de los hombres más ricos y poderosos del mundo se distinguía por la presencia de aquellos que se dedicaban a la industria alimenticia, de hidrocarburos, de las inversiones bursátiles, entre muchas más aunque había una de ellas que no figuraba; la informática.
03.30.2014 · De Chavelita
Claro está que no nos pueden juzgar por igual, en el mundo hay de todo así como hay mujeres interesadas también las hay a las que no les interesa el dinero al buscar una relación y pienso que es la mayoría de los casos.
10.31.2013 · De wenalo
La cultura popular dice que el dinero no se da en los árboles, pero científicos australianos han encontrado evidencia de partículas de oro en las hojas de algunos eucaliptos en Australia.
10.30.2013 · De wenalo
Autor
Alfredo
Hola mi gente latina
12.10.2011 11:53 (12.10.2011)
917 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
2 votos
Recomiendalo