Descripción
“Los lunes..., ni las gallinas ponen ” Cierto ó Falso!

tumblr_lt859gB5lk1qzb3ryo1_500.jpg

Dicen por allí, que la mamá de los pollitos, es decir, la ilustre gallina, pasa su fin de semana muy relajada, generalmente se levanta tarde a hacer el desayuno, porque los pollitos no van a la escuela, ni el gallo a trabajar. Así que además de dormir un poco más, no se complica la vida y les sirve “Corn Flakes”, porque eso de madrugar a buscar gusanos es realmente complicado y, bueno,  es fin de semana.

A decir verdad la familia entera se la pasa relajada, viendo tele, descansando, paseando, haciendo algunas labores atrasadas y durmiendo. Qué lindo fin de semana. Incluso van de paseo al cine y algunas veces al restaurante. Todos la pasan muy bien, hasta que una sombra se cierne sobre la familia. A eso de las 4 de la tarde del domingo les va cayendo la triste realidad. Ya se va a acabar el fin de semana. Ya viene el lunes.

Después de un delicioso fin de semana,  de relajación y distracción, cómo es posible que a alguien se le ocurriera poner un lunes. Este es un día tan poco añorado, que aún la  Sra. Gallina, conocida por su laboriosidad, decide no poner un solo huevo.  Es que hay que comprender, la maquinaria está  lenta, venimos de relajarnos, no queremos saber de problemas, no queremos saber de trabajo.  ¿Por qué será que no se le ocurrió a alguien agregarle un día más al fin de semana?

Bueno a decir verdad, este es un cuento figurado, yo no sé nada de gallinas. No sé cuando ponen y cuando no, y en realidad, nunca me he detenido a hacer una verdadera investigación para darme cuenta de si las gallinas ponen o no los lunes. Lo que sí sé, es que muchas personas viven aterradas ante la llegada del lunes. Bueno, no exageremos, quizás no aterradas, pero podría afirmar que no están “emocionadas” ante la llegada de una nueva semana de trabajo.

Ayfx5j-CYAAgJ_H.jpg

Algunos están en un trabajo que no los motiva. A otros realmente les gustaba el trabajo, pero algo ha pasado que ya no es como antes. A otros su jefe los vuelve locos.  No sé que será, pero algo pasa que se han hecho muy amigos de la gallina improductiva.

La cuestión es que el trabajo es parte de la vida. Prácticamente pasamos más tiempo en el trabajo que en la casa. Son un mínimo de 8 ocho horas diarias. Si consideramos que dormimos 8 horas más y restamos 2 horas de transporte y una  hora de arreglarnos para ir a trabajar, prácticamente nos quedan libres 5 horas al día en actividades no relacionadas al trabajo. Entonces, si  no te sientes bien en tu empleo, realmente tienes un problema.

Ojo, no les estoy diciendo que salgan corriendo a poner la renuncia. Lo que estoy diciendo es que hagan un alto en el camino y analicen que es lo que no les gusta. Puede ser que el empleo les gusta, pero las pequeñas tareas operativas no les dejan avanzar en su labor. Puede ser que un cambio de departamento los llevó a estar en un área que no les encanta. Puede ser que no hay compatibilidad con el jefe o con los compañeros. En estos casos, con unos cambios menores, quizás vuelvan a disfrutar de su trabajo.

Y, en última instancia, puede ser que ese empleo definitivamente no sea para ti. Aún así, puedes analizar otras opciones dentro de la compañía. En último caso, si ya has agotado todas las posibilidades, quizás sea el momento de comenzar una nueva etapa en tu vida laboral.

Si de casualidad has descubierto que cada lunes en la mañana, al ver tu desayuno te recuerdas de la famosa Sra. Gallina, es hora de poner las barbas en remojo. La situación es que el trabajo es una parte demasiado grande en tu vida, como para pasarla repitiendo refranes acerca de gallinas ineficaces.

Cierto es que los lunes son duros, difíciles, cuesta arriba y tenemos que reunir fuerzas para poder superarlos, pero también es cierto que un lunes que acaba bien y en el que has sacado trabajo y temas adelante, te proporciona una energía extra para seguir toda la semana. El lunes tiene una fuerza increíble para organizar nuestra semana, planificar y gestionar todo el tiempo que tenemos por delante, es esa sensación de estrenar algo... además cuenta con un efecto de salida del fin de semana, lo que provoca que estemos de buen humor y recordando todos los momentos buenos que ha tenido este último. 
En la tarde agarramos ritmo de trabajo. Pero, por la mañana... Bien dice el dicho que los lunes, ni las gallinas ponen huevos.
No nos lamentamos, ciertamente, de que en este día haya que esforzarse por poner buena cara; hay que poner el mejor esfuerzo para hacer bien el trabajo y dedicarle la mejor sonrisa a los amigos, también a los que nos resulten algo cargantes ―que los puede haber―.
Se dice eso de que las gallinas no ponen los lunes pues solo ponen 6 huevos en los 7 dias de la semana, esto se debe a que el huevo se forma en un poco mas de 25 horas, a eso que en la semana solo podrán poner 6 huevos pues les tomaria 8 dias poner 7 huevos.Esa es la razón de porqué se dice eso, no es de que no pongan los lunes, pues ponen el dia que sea que les toque poner.
chicken-that-lay-an-egg.gif
Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  •  anonimo: 
     

    Odiooooo los lunesEnfadadoEnfadadoEnfadado

     
     10.15.2013 
    0 puntos
     
  •  OsminFuentes87: 
     

    Otro lunes superado

     
     10.14.2013 
    1 punto
     
Autor
10.14.2013 10:26 (10.14.2013)
1634 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo