Descripción
¿Por qué la comida de mamá sabe mejor?

Podemos ir al restaurante más famoso de la ciudad y casarnos con el mejor cocinero, pero la cocina de mamá seguirá pareciéndonos la más rica del mundo. ¿A qué se debe? 

Con sólo recordar los sabores de la cocina de ma­má: se nos hace agua la boca. La comida casera tiene ese “nosequé” que nos lleva a atesorarla. ¿Qué la hace tan especial? Intentaremos buscarle explicación a esto que poco se razona y tanto se siente.

1--Comida-de-mama-jpg_145755.jpg

Madres modernas: ¿mejores cocineras? De acuerdo con un relevamiento hecho en el 2011 para el Festival de Comida de Birmingham, en el que se participaron mil mujeres; hoy, las madres modernas son mejores cocineras que sus antecesoras, porque manejan un menú más variado, experimentan con sabores internacionales y conocen más recetas de memoria.

2--Comida-de-mama-jpg_145755.jpg

Pocos platos: ¿más especialidades? A pesar de los resultados de la investigación, recordamos a nuestras madres como auténticas expertas en la cocina. ¿Será que la falta de variedad en el menú convertía cada una de sus creaciones en una especialidad?

3--Comida-de-mma-jpg_145755.jpg

La práctica hace a la perfección: Mercedes recuerda los huevos rellenos que su mamá cocinaba para Navidad. Eran siempre los mismos, siempre deliciosos. El estudio inglés mencionado asegura que entre 1970 y 1980 las madres tenían un repertorio de sólo 17 platos que conocían bien y que cocinaban regularmente. Después de años de repetición, la receta se perfeccionaba cada vez más. Tal vez por eso los huevos de la mamá de Mercedes eran tan exquisitos.

4--Comida-de-mama-jpg_145755.jpg

Sabor local: Otra característica de la comida materna que destaca el relevamiento inglés es el hecho de que las madres de antes no innovaban con sabores internacionales en sus platos. La comida casera era tradicional y propia de una cultura y de una época. Hernán recuerda un particular pastel de su abuela, una receta que sobrevivió por generaciones. Hoy, más que un simple postre, es una insignia de su familia y un sabor que lo transporta a su tierra, aun cuando está lejos de casa.

5--Comida-de-mama-jpg_145755.jpg

Sencillez: "No hay más que ver las cartas de hoy en día, son pura ficción", bromea el escritor Manuel Vicent, autor de Comer y beber a mi manera (2006) en una nota del diario El País. A diferencia de los platos simples y deliciosos de las madres, postula que los restaurantes se convirtieron en “laboratorios de farmacia donde se elabora una comida basada en espumas y emulsiones”. Se perdió la naturalidad que tanto amamos de la cocina hogareña.

6--Comida-de-mama-jpg_145759.jpg

Horno de aromas y sabores: Helena tiene los mejores recuerdos de la cocina de su mamá, inundada de perfume a recién horneado. Esto, según la argentina de 27 años, es lo que más disfrutaba de la comida casera. No se trata solamente de los platos, sino del entorno mágico de este rincón de la casa.

7--Comida-de-mama-jpg_145800.jpg

Cocina-arte: Mucho se habla hoy en día de la cocina como arte: Se destacan los elaborados platos con decoraciones excéntricas y llamativas. La comida en el mundo posmoderno entra primero por los ojos. De pequeños, nada de esto nos importaba. Nos parecía que las madres lograban obras de arte a partir de la nada misma, de lo que ese día hubiera para comer en el refrigerador.

8--Comida-de-mama-jpg_145801.jpg

Comida sana: la comida hogareña siempre tuvo una imagen saludable que los restaurantes no lograron emular. Seguramente, porque nuestras mamás nunca agregaron aditivos ni ingredientes industrializados a los platos que preparaban con sus propias manos.

9--Comida-de-mama-jpg_145802.jpg

La mesa familiar: El contexto de la comida no le es ajeno al sabor. ¿Cómo explicar el gusto de una parrillada familiar un domingo al mediodía? Es imposible reducir las sensaciones al sabor de la carne. La comida es una excusa más para reunirse, para disfrutar juntos de un rato de ocio y diversión. La mesa familiar impregnaba a los platos de mamá de un sabor a celebración incomparable.

10--Comida-de-mama-jpg_145803.jpg

El amor: Dicen que el ingrediente fundamental que convierte una receta cotidiana en un banquete es el amor. Algo que de seguro no escaseaba en la cocina de mamá y el único condimento que ni los mejores chefs lograrán copiar.

11--Comida-de-mama-jpg_145803.jpg

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  •  anonimo: 
     

    Espero k mis hijos sigan diciendo x mucho tiempo k les gusta mas mj comida Lengua fuera

     
     10.26.2013 
    0 puntos
     
  •  anonimo: 
     

    La comida de mi madre es la mejor del mundo :-)

     
     10.23.2013 
    0 puntos
     
Autor
10.23.2013 10:16 (10.23.2013)
1328 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo