Descripción
Adolescencia y la tecnología

tecnologia-620x350.jpg

Durante la infancia podemos, de un modo u otro, controlar los contenidos a los que acceden nuestros hijos tanto en televisión como en otros medios audiovisuales y digitales. Sin embargo, durante la adolescencia nuestros hijos adoptan una actitud distante respecto a nosotros, buscan definir su propia identidad adulta y evitan a toda costa las posibles interferencias maternas o paternas. 

Durante esta transición a la madurez se dan comportamientos que, si bien pueden sorprender a los padres, son completamente normales, por lo que no hay que preocuparse si tiene alguna o todas estas actitudes: 

Mantiene una actitud distante y poco afectuosa hacia su familia
Quiere cambiar las normas
Permanece absorto muchas veces
No asume responsabilidades
Tiene una actitud negativa hacia las personas, y muchas veces hacia sí mismo
Le interesan más los amigos que la familia
Le interesan más los amigos que nos disgustan a nosotros
Le falta motivación, lo que suele verse reflejado en sus resultados académicos
Tiene una tendencia a la agresividad de la que antes carecía

En estas circunstancias, pretender controlar su vida y su acceso a las TIC de manera frontal sólo nos llevará a continuos enfrentamientos y a que se aleje de nosotros, ocultando sus actividades. Educar para proteger es una guía elaborada por la consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía que responde a muchas de las preguntas que se hacen los padres sobre el uso de los adolescentes de las tecnologías de la Información y la Comunicación.

Se trata de una amplia guía que recoge los usos más habituales de Internet y las ventajas para potenciar todos los usos positivos que los adolescentes pueden encontrar en la red. No es sólo la información que pueden encontrar, sino las posibilidades educativas que tiene, ya que en Internet encontramos ejemplos de trabajo colaborativo potentes como ‘Wikipedia’ y ayuda a formar una visión crítica pues existe tanta información que los jóvenes tienen que aprender a discriminar entre los contenidos válidos y aquellos que no lo son, mejorando su capacidad de análisis.  

¿Qué podemos hacer?

Superar la ‘brecha digital’: Si no estás familiarizado con las TIC, ahora es un buen momento para aprender y saber qué son las redes sociales, cómo funcionan, descubrirás un mundo de posibilidades y podrás entender mejor qué es lo que le gusta a tu hijo o hija de Internet. 

Establecer normas y fijar límites: Del mismo modo que se hace en la vida cotidiana, se pueden y se deben establecer normas, horarios y límites en lo que se refiere a Internet y a su uso. Los peligros en la red existen del mismo modo que en el parque o a la salida del instituto y pueden buscarse o encontrarse casualmente. Debemos conocerlos para evitarlos.  

Siempre con afecto: El cariño cuando se establecen normas hace que nuestros hijos entiendan que los límites buscan el bien común y comprendan los motivos. En este sentido es importante recordar que la ausencia de afecto produce inseguridad. 

Conocer sus intereses: No se trata de espiar a nuestros hijos, sino de generar la confianza suficiente para que ellos se sientan cómodos hablando de lo que les gusta. De este modo podremos saber lo que les interesa y, en su caso, compartir tiempo con ellos. Hay jóvenes que escriben blogs y sus padres no los conocen o nunca han leído ninguna entrada por lo que sus hijos sienten que lo que ellos hacen no interesa o gusta a sus padres. Para algunos padres, leer o ver lo que escriben y crean sus hijos en internet supone un fabuloso y grato descubrimiento. 

Sentido común: Lo que se publica en la red es accesible a un sinfín de personas en cualquier parte del mundo por eso es importante que tu hijo comprenda que no todos los contenidos son apropiados. Del mismo modo que no va en bañador o bikini al instituto, no tiene por qué subir fotos con poca ropa a la red. Internet es una comunidad, un gran espacio en el que hay que moverse con naturalidad y, a la vez, con mucho sentido común. Si en la calle no habla con el primero con el que se cruza, en Internet, tampoco. Una fluida comunicación familiar ayudará a entender todo esto y a crear un ambiente de confianza en el que se puedan resolver todas las dudas o expresar todas las incertidumbres. 

FUENTE: Mujerhoy.com

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Conce a FATLA y canta su himno con toda la comunidad latinoamericana mundial
08.17.2014 · De aquila
Los hijos tal vez no hereden los talentos de sus padres, pero si sus valores.
06.09.2014 · De Ytobias2004
Si bien es cierto que la tecnología en muchos aspectos ha simplificado la vida, un abuso de ella puede provocar pérdida de memoria a una edad muy temprana.
05.29.2014 · De Ytobias2004
Nada más molesto que compartir la cama con alguien que ronca y tener que andar despertándolo para que se den vuelta o respiren mejor. Una nueva almohada salió al mercado que cumple la función de pegarle un codazo a quien ronque sin despertar a aquel que duerme profundamente.
03.20.2014 · De martin
Jiang Feng se divorció de su esposa y la demandó porque, según él, su esposa le había dado los hijos más feos del mundo.
03.16.2014 · De Rosy
Autor
07.12.2013 14:30 (07.12.2013)
935 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo