Descripción
Aguilas protegen el Aeropuerto de la Ciudad de México y sus aviones..

Por: Sergio Solache

En total, 16 aves de presa cuidan que las aeronaves que despegan y aterrizan en el AICM no sufran percances a causa de palomas, patos y aves migratorias

La mayoría de los viajeros no saben de su existencia, pero todos los días, un escuadrón de 16 aves de presa se encargan de que los aviones que aterrizan y despegan del Aeropuerto de la Ciudad de México lo hagan sin contratiempos.

El “arma secreta” del AICM evita que otras aves pongan en riesgo las operaciones aéreas, tal como ocurrió en 2009 cuando un ganso de un kilogramo de peso provocó que un avión de más de dos toneladas acuatizara sobre el río Hudson, en Nueva York.

El grupo de Mitigación y Control de Riesgo Aviario labora las 24 horas, los 365 días del año, y aunque pocos los conozcan siempre están surcando el cielo para que millones de viajeros puedan volar a sus destinos.

USAGaleria106_galeria002.jpg

13 aguilillas de Harris, tres halcones peregrinos y un águila cola roja conforman el equipo que se encarga de espantar a otras aves que se encuentran en el AICM como palomas, patos y aves migratorias.

USAGaleria106_galeria004.jpg

Los halcones peregrinos son pequeñas aves rapaces que llegan a volar hasta 200 metros de altura para incrementar el perímetro de vigilancia.

USAGaleria106_galeria005.jpg

El águila cola roja es el miembro del equipo con mayor tamaño. Realiza acciones de bajo vuelo y es atraído con una carnada.

USAGaleria106_galeria001.jpg

El AICM está rodeado de áreas con cuerpos de agua como la alameda oriente y el vaso regulador de Texcoco, lo cual atrae a diferentes especies de aves, principalmente palomas y pájaros migratorios. La dispersión con las aguilillas es necesaria para evitar problemáticas.

USAGaleria106_galeria006.jpg

Las aguilillas realizan, en promedio, cuatro recorridos por turno (matutino, vespertino y nocturno), en donde se hacen vuelos de marcaje para ahuyentar a las aves.

USAGaleria106_galeria007.jpg

La presencia de un ave de presa en el perímetro del aeropuerto provoca miedo a las demás aves. Con el simple hecho de ver un águila de cola roja o un halcón peregrino, las otras aves delimitan su área biológica.

USAGaleria106_galeria009.jpg

La presencia de un ave de presa en el perímetro del aeropuerto provoca miedo a las demás aves. Con el simple hecho de ver un aguililla de Harris o un halcón peregrino, las otras aves delimitan su área biológica.

USAGaleria106_galeria010.jpg

El programa comenzó en 2002. En los últimos tres años se han registrado 180 mil aves ahuyentadas. La temporada de mayor dispersión es en otoño e invierno, cuando llegan a la ciudad varias especies migratorias.

USAGaleria106_galeria012.jpg

Los lanzamientos de las águilas y halcones se realizan en el área operativa del AICM, es decir, las zonas de rodaje, las plataformas y las entre pistas.

USAGaleria106_galeria013.jpg

El equipo de mitigación y control de riesgo aviar está conformado por seis cetreros, un biólogo y un veterinario, además de algunos auxiliares.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Según cifras, de enero a noviembre el aeropuerto capitalino ha movilizado 26 millones 770 mil 753 pasajeros, 401 mil 892 más que en 2011.
12.13.2012 · De Betzy
Autor
Alfredo
Hola mi gente latina
07.16.2013 06:40 (07.16.2013)
1957 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo