Descripción
Algunos Errores comunes que nos hacen que perdamos dinero

  • María Elizabeth Méndez, ex Guía de Economía Doméstica

Se trata de pequeños actos que podemos modificar fácilmente y que pueden repercutir positivamente en nuestro presupuesto mensual.

Con frecuencia pensamos que para salir de nuestros problemas financieros necesitamos ganar más, tener menos responsabilidades o hasta ganarnos el Loto, pero lo cierto es que hay ciertas acciones cotidianas que nos hacer botar literalmente el dinero sólo por el descuido que tenemos sobre nuestros gastos diarios.

Modifica tus fechas de pago: Si bien no ocurre con todos los servicios, ya que en muchos casos somos los propios usuarios quienes establecemos la fecha de pago, existen ciertas cuentas que vencen en fechas distintas de aquella en la que recibimos el sueldo. Así, no son pocos lo que pagan intereses asociados a cancelar cuentas con algunos días de desfase. Modificar la fecha de pago a los primeros 5 días de cada mes es un trámite relativamente fácil y permite asegurarnos de pagar lo que efectivamente consumimos y terminar con una innecesaria fuga de dinero.

Perder dinero
Imagen: Aetos

Compra alimentos semanalmente:Contrario a lo que muchos creen, comprar mensualmente en el supermercado puede ser menos conveniente para nuestro bolsillo que hacerlo cada semana, ya que gran parte de las cosas que consumimos son perecibles. Desechar comida que se venció en el refrigerador es un hábito común para algunos, pero en realidad es otra forma más de botar el dinero. Aprender a comprar y calcular eficientemente las cantidades puede significar un cambio en el presupuesto que destinamos a alimentación.

No al pago mínimo ni a la repactación: Hay quienes recurren con peligrosa frecuencia a las alternativas de pago mínimo o repactación de cuotas en sus compromisos con las tarjetas de crédito. Si bien esta es una herramienta que permite salir del paso cuando las deudas llegan al cuello, lo cierto es que no hacen más que taparnos de cobros por intereses que solo incrementan gravemente el monto de lo que debemos. Lo mejor es renunciar a estas posibilidades desde el comienzo (se puede manifestar al firmar el contrato con el banco o la casa comercial) e informarse respecto a las fechas de facturación, vencimiento y paso a cobro judicial que tiene cada tarjeta, esta información nos permite manejar los plazos disponibles para ponernos al día.

Mejora tus  hábitos de ahorro en casa: Fuera de contribuir con el cuidado del medioambiente y el ahorro de energía, existen determinados hábitos que también nos permiten hacer más eficiente el consumo de nuestros artefactos en el hogar y así consumir menos. Desenchufar el cargador de celular, el televisor o el microondas, por ejemplo, puede influir de forma importante en la disminución de la cuenta de la luz. Asimismo, disminuir la capacidad del estanque del WC también es una buena idea, basta con poner una botella con agua dentro, se ahorra un litro por descarga, al menos.

Nunca compres sin descuento: Artículos como ropa, muebles, electrodomésticos o tecnología son factibles de obtener con convenientes descuentos si aprendemos a cultivar la virtud de la paciencia. Más allá de las liquidaciones que con frecuencia implementan las tiendas de retail, hay determinadas tiendas que siempre venden más barato. Aunque suene majadero, es fundamental aprender a cotizar, e informarse por ejemplo de las marcas que tienen outlet. Los portales que ofrecen descuentos también son una buena idea, a veces se puede comprar por menos de la mitad del valor original; aquí la clave es identificar el prestigio de la empresa y con ello evaluar su seriedad a la hora de mediar la compra.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
06.06.2013 19:09 (06.06.2013)
368 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo