Descripción
Amor de una madre a sus hijos

madre_e_hijoz.jpg

En cierta oportunidad encontré una carta que un padre le había escrito a su hija. Y hace un par de días me topé con otra carta especial, pero en esta ocasión es una madre la que comparte sus sentimientos con su hijo.

Sara, la autora de esos pensamientos en papel, le da unos cuantos consejos acerca de las citas, las mujeres y el amor. Las invito a leerla, reflexionar sobre ella y compartirla con otras mujeres.


Querido hijo,

El mundo de las citas es algo complicado y hacer bien las cosas puede ser difícil. Pero honestamente, es una de las situaciones más importantes en tu vida, porque la manera en que lo hagas será lo que dicte con quien saldrás. Y la persona con la que salgas se podría convertir en tu esposa. Y la afortunada mujer que se convierta en tu esposa determinará tu futura familia….y la cadena sigue y sigue.

Así que cuando comiences a tener citas pon toda tu sabiduría en ello. Aquí te dejo algunas expectativas que yo tengo para ti cuando se trate del mundo de las citas:


Pide una cita a la chica que te gusta. Sin rodeos y de manera directa. SIEMPRE pídelo en persona, si eso no es posible, entonces hazlo por teléfono. Nunca y me refiero a NUNCA le pidas una cita por mensaje de texto, skype o mail.
Lleva a tu cita a un lugar especial. Nada de “nos vemos en tu/mi casa y vemos una película”. Yo espero que pases por ella y la lleves a algún lado. No tiene que ser algo elegante o elaborado, ni siquiera un plan inmensamente creativo. Muchas veces las mejoras citas son simples, como un picnic en el parque. Llévala a un lugar donde sepas con seguridad que ella estará cómoda.
Ábrele la puerta del coche. Abre todas las puertas para ella.
Paga por ella. Sin preguntar. Tu padre y yo nos aseguraremos que tengas el dinero necesario para la cita. No dividas la cuenta.
Sal de carro y ve hasta la puerta de su casa para recogerla. No le mandes mensaje desde el carro…o peor, ni se te ocurra tocar el claxon. Cuando la cita termine acompaña a tu cita hasta la puerta de su casa.
Usa tu sentido común cuando se trate de besar. No beses a todas las chicas, pero no tengas miedo de besar a la indicada.
Cuida su corazón. Las mujeres somos fuertes, pero también delicadas. No arruines eso. No seas la causa de que el corazón de una mujer se endurezca.
Conoce a su familia y amigos. Permite que tu familia y amigos la conozcan. Especialmente yo.
Escúchala. Las mejores citas conllevan conocer a la otra persona, así que elige un lugar donde puedan hablar con tranquilidad. Pregúntale y comparte un poco de ti. El propósito de tener citas es encontrar a alguien con quien puedas pasar tu futuro. Así que entre más salgas con una mujer, mejor de debes de conocerla.
Siempre deja claro tus intenciones. Si no haces click con una chica, termínalo; no la arrastres por miedo. Sí, seguro le va a doler por un minuto pero después apreciara tu honestidad. Pero, sí sientes una conexión especial, es importante que ella lo sepa. Las mujeres apreciamos la transparencia y eso hace que el mundo de las citas sea menos abrumador.
Sal con muchas chicas, pero sólo sal seriamente con una chica. Una vez que encuentres a la mujer que te interese y decidan tener una relación exclusiva, se fiel. Siempre, siempre elige ser fiel; pero si decides que las cosas no están funcionando o conoces a alguien que te gustaría llegar a conocer mejor, aplica el consejo anterior.
Disfruta de lo físico, ¡pero de manera correcta! Toma sus manos, coloca tu brazo alrededor de sus hombros y eventualmente en su cintura. Besa su cabeza, pon tu mano en su rodilla, consiéntela. Estos pequeños y dulces gestos hablan de un sentimiento especial y hará que ella se sienta querida. Cuando llevas la relación física a un nivel mucho más intenso podría confundirlos y esa sensación no se podrá deshacer.
Cuando llegue el momento dile que la amas, mucho. De hecho, dile todo tipo de cosas lindas. Todos merecemos recibir cumplidos.
Sírvele. Ten detalles de consideración y aprecio. Prepara su desayuno, saca su basura, ofrécele tu chamarra si hace frío…tú sabes de lo que hablo.
Sorpréndela. De nuevo, lo sencillo puede ser mucho más especial que lo elaborado, así que quédate en lado de las sorpresas pequeñas. Llévale sus flores favoritas, sorpréndela en el trabajo o cómprale su postre favorito.
No subestimes el poder la palabra escrita. Por mucho que nos encante escuchar cosas buenas, es mejor cuando las leemos, porque podemos regresar a ellas cuando queramos. Así que escríbele.

Cuando sea el momento y hayas encontrado a esa mujer especial, arrodíllate y pídeselo. Pregúntale si quiere pasar el resto de sus días a tu lado. Te amo ahora, por siempre y para siempre. No olvides que un día yo también la amaré

Fuente obtenida de http://www.actitudfem.com

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
Alex
buen dia a todos ya comenzamos el mes de marzo...:)
06.27.2013 19:54 (06.27.2013)
543 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo