Descripción
Como cuidar del crédito cuando la pareja se separa o divorcia

Los acontecimientos en la vida familiar tienen un enorme impacto en todos los aspectos financieros.

Aunque las estadísticas varían, muchas indican que la mitad de todos los matrimonios de los Estados Unidos tiene la probabilidad de terminar en un divorcio. No importa cuánto sea ese porcentaje, la sola transición, de la vida en conjunto a la separación y luego a un divorcio, es una experiencia compleja y difícil para todos. Entre los aspectos financieros que se ven afectados está la titularidad de los bienes de la pareja que ahora deben separarse y cada quién necesitará protegerlos con los debidos seguros y su historial de crédito, indica el Insurance Information Institute (I.I.I.).

"Cuando las parejas se encuentran ante la ardua tarea de separarse, no sólo emocionalmente sino también financieramente, es fácil dejar pasar puntos importantes para su bienestar financiero y con frecuencia dos cosas que pueden descuidarse son los seguros y el crédito", dijo Elianne E. González, portavoz del I.I.I. "Un divorcio también puede tener un fuerte impacto en la calidad crediticia de la pareja, tanto en términos de dividir las cuentas conjuntas de crédito y deudas existentes al momento del divorcio, como en los gastos que éste significa y que vendrán con el comienzo de una nueva etapa de vida".

Una historia crediticia pobre por parte de uno de los ex esposos mientras estén casados puede impedir que una o las dos partes puedan obtener créditos después del divorcio. La mejor manera de proteger su historial de crédito es iniciar los cambios apenas se llegue a la decisión de una separación y antes de un divorcio.

Cierre las cuentas de crédito conjuntas
. Especialmente importante de hacer antes de llegar a conversar sobre un divorcio en caso de que uno en la pareja por venganza o desconsideración incurra en gastos indiscriminados de los que el otro después tenga que hacerse responsable. Mientras hay saldo en una cuenta conjunta, ambos esposos son responsables del saldo a pagar. Aquellas deudas incurridas, sean por uno o por otro conyugue son responsabilidad de los dos, no importa que después del divorcio la cuenta cambio de nombre.


Revisen sus puntajes de crédito. Tan pronto como sea posible una separación o el comienzo de un divorcio obtengan un reporte de crédito de ambos de una de las tres oficinas de crédito (credit bureaus): Experian, Equifax y Transunion. De cualquier forma esto es algo que debe hacerse al menos una vez al año, pero especialmente cuando un evento como un divorcio sucede. Podrá ver cuáles son las cuentas conjuntas y si alguna está siendo descuidada; le ayudará a decidir cuáles cancelar o cerrar, mitigando los efectos del divorcio en su crédito.

Mantenga cuentas de crédito individuales separadas. A menudo, las esposas cambian su nombre tras un divorcio, abandonando el del esposo, pero eso no eliminará el historial de crédito que estableció mientras estaba casada pues por lo general los historiales están relacionados con su número de seguro social. Ahora bien, si no poseía ninguna cuenta individual pudiera resultarle más difícil reiniciar crédito por separado. Averigüe si el proceso puede acelerarse convirtiendo algunas cuentas conjuntas (preferiblemente sin saldos pendientes) en cuentas individuales. Así, ambos pueden minimizar tener que establecer crédito nuevo tras un divorcio.

Contacte a sus acreedores. Alerte a los acreedores que está en un proceso de divorcio. Si hay un cambio de dirección, recuerde informarlo de manera que continúe recibiendo las facturas y éstas se paguen a tiempo sin incurrir en multas por pagos atrasados.

Negocie y llegue a un acuerdo con sus acreedores. Si no puede pagar las deudas existentes en su totalidad, ofrezca una parte a cambio de la deuda total; busque un acuerdo de pagar una parte de la deuda a cambio de que esta sea considerada pagada en su totalidad. Obtenga este acuerdo y la liberación de la deuda tras el pago final por escrito, de modo que no reaparezcan saldos después y cerciórese que este tipo de negociación no lleve una marca negativa a su historial de crédito.

Congele las cuentas que no pueda renegociar. Si no pueden llegar a un acuerdo con el emisor por un monto menor al adeudado, haga congelar la cuenta. No podrá usarla ninguno de los conyugues y una vez que el divorcio se finalice en el acuerdo de la corte puede incluirse quién deberá pagar dicha deuda.

Cerciórese que todos sus recibos y facturas se pagan a tiempo. Un sólo pago atrasado puede lesionar su historial de crédito. No deje de hacer un pago porque crea que es responsabilidad de su pareja. Mientras su nombre esté en la cuenta, usted es responsable del mismo.

Establezca las cuentas bajo el nombre de la persona que es responsable. Cuanto antes coloque a nombre de cada cónyuge las cuentas adecuadas, mejor será para todos y más pronto podrán restablecer su historial de crédito individual, separado de su ex-esposo o ex-esposa.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Si la mayor economía del mundo deja de pagar sus deudas en un mundo globalizado, se corre el riesgo de una serie de consecuencias devastadoras que harían añicos los mercados accionarios y de préstamos.
10.14.2013 · De gisellesabillon
Un nuevo estudio explica cómo los hijos de parejas divorciadas tienen menores posibilidades de sentirse seguros en su relación con sus padres.
09.30.2013 · De Flor
Jacob Lew, advirtió este miércoles a los legisladores del Congreso que, si no se eleva el techo de deuda el 17 de octubre.
09.25.2013 · De Quintana
Durante la última década, Brasil experimentó un auge gracias a la venta de materias primas a China
09.08.2013 · De armando
Naciones con mejor nivel económico se consideraron menos seguidoras de una religión, al igual que quienes tienen mejor nivel educativo
07.25.2013 · De vidales
Autor
03.18.2011 10:16 (03.18.2011)
2794 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo