Descripción
Como hacer vida cuando nuestra pareja tiene Adicciones ? enterate

Por Francisca Vargas V.


En forma silenciosa las adicciones al alcohol y las drogas se instalan en una familia. La mayoría de las veces, se generan muchos conflictos previos a su descubrimiento y que el adicto asuma que está enfermo. Mientras tanto, en el transcurso de esos días la confianza se deteriora y el amor pasa a segundo un plano. 

mala_relacion_cr1-.jpg

La situación es caótica, dolorosa y da rabia. Entonces, resulta complicado que sea sólo el amor el que salve la relación de pareja frente a una adicción mayor. 

A menos que el adicto reconozca su trastorno, errores y esté dispuesto a someterse a un tratamiento serio, según explica la psicóloga Jessica Piña de Clínica Vespucio. 

“Las adicciones no se curan solas y las razones por las que se generan son múltiples e insospechadas. Por lo tanto, el adicto no se curará solo con amor, sino que también es importante que reciba ayuda”, señala. 

drogas-efe.jpg

Pero también lo que agrava esta situación es que la pareja de un adicto, se le llama en términos clínicos co-adicta, porque también puede entrar en un proceso de desequilibrio, donde el amor que los une se distorsiona por la permisividad, que a menudo se confunde con el afecto y cariño hacia el adicto.

“El tratar de comprenderlo y caer en sus manipulaciones, promesas y chantajes emocionales hacia el co-adicto, hace que la relación se transforme en una convivencia con características patológicas, ya que se va transformando en una relación de amor y odio la cual por lo general sin la ayuda necesaria termina en una separación”, afirma Arturo Godoy Ortiz, terapeuta en adicciones de la ONG Plenitud (www.plenitud.cl)

Ahora, si no está aún tan dañada y la adicción está recién comenzando, podría estar dispuesta a quedarse y ofrecer apoyo, pero la decisión dependerá del daño que haya recibido por las conductas adictivas, que están marcadas por la hostilidad, desconfianza, el conflicto, peleas y las consecutivas emociones de tristeza, rabia e impotencia. 

“Si son reparables ella necesitará apoyo emocional, pero cuando los daños son muy severos y ha existido violencia, el amor no es suficiente, porque la parte dañada no sabe bien a qué atenerse y a pesar del amor, puede estar llena de otros sentimientos que opacan el amor y que generan desesperanza”, explica la psicóloga de Clínica Vespucio. 

1229424658_1.jpg

Aunque, sin duda, si la historia que los precede ha sido poderosa y ambos reconocen que se aman y asumen el compromiso de quedarse a acompañar y luchar, y el adicto también ama, es posible reparar, pero Jessica Piña insiste que el amor es un buen motor pero no la única opción para el cambio y la mejoría. 

“Pero lo más frecuente es que el amor se vaya dañando porque se pierde el deseo, el respeto, la admiración por el otro y termina, en casos graves, por generar sensación de abandono y desesperanza, donde el vínculo de la pareja se diluye, a veces, aún cuando existe un poco de amor”, asegura. 

Aun así, se puede trabajar en reparación, si se someten a especialistas adecuados y hay interés por parte de ambos en reparar lo que queda del vínculo en la pareja. 

Pero, lo peor puede suceder que la pareja se vuelva adicto, se desestructure emocionalmente a tal grado que termine por abandonar la relación, en búsqueda de su tranquilidad y sanidad. 

Vivir la adicción

Si se decide que es capaz de soportar el proceso de una pareja adicta y se recibe la ayuda adecuada, habrá que ser firme y a la vez, comprensiva porque soportar y ser sumisa, sin poner límites no será una solución efectiva en ningún caso.

“Ser comprensiva, es justamente entender la dificultad del otro y poner límites en el entendido de que no se pueden transgredir, para eso hay que tener contención emocional porque las manipulaciones de los adictos son severas”, aclara Jessica Piña.

Porque, dice que claramente el adicto tiene dificultad con los límites, por lo tanto, es lo primero que se debe establecer para que la reparación sea efectiva.

Lo otro que ayudará, es que tanto el adicto como la pareja le cuenten a alguien la situación, para que pueda contener ese momento de angustia y desesperación, para luego buscar ayuda profesional adecuada. 

codependancy.jpg

“Al descubrirse el cuadro la dinámica familiar se vuelve muy sensible porque comienzan un proceso de reclamos, angustias y decisiones para enfrentar el problema. 

Si hay violencia de por medio, es necesario tomar distancia antes de comenzar la otra parte del proceso, de la reparación o de separación definitiva”, opina la especialista. Lo que viene será paradojal porque habrá claridad en torno a saber qué sucede, pero también angustia por no saber cómo enfrentarlo.

Cómo protegerse

Primero hay que entender que quien desarrolla una adicción padece de alteraciones emocionales previas no resueltas, que según la psicóloga Jessica Piña son difíciles de identificar a priori. 

“Cuando caen en la adicción tienen un grado de conciencia de que eso que les genera cierto grado de placer y a continuación una sensación, por ejemplo, de vacío, ese es el momento de consultar con un especialista”, determina. 

Arturo Godoy, por su parte, establece que las personas adictas siempre tienen historias de carencias de afecto y por ello, son co-dependientes que establecen relaciones irresponsables, permisivas.

“Las relaciones de adictos buscan suplir la figura materna, buscan una mujer con las características de la madre y se aparece el mismo patrón de conducta, en vez de ser un hombre que sea el protector, proveedor, etc., aparece un niño que busca nuevamente la sobreprotección de una madre sustituta que nuevamente le proporciona la posibilidad de mantener sus conductas adictivas, evitativas e irresponsables”, advierte. 

Pero se aconsejará la retirada cuando la adicción es demasiado severa y las conductas del adicto ponen en riesgo la integridad de todos en el hogar, sobre todo cuando hay niños, donde será importante sacarlos de ese ambiente lo más pronto posible. 

20110620051504.jpg

“Aunque esa opción siempre es válida, porque le estás pidiendo al otro, a la pareja que se haga cargo o se involucre más en una situación que siente que no es capaz de sobrellevar”, señala la psicóloga Piña.

Teniendo claro cuál es el panorama sabrá que la relación no será fácil, pero el terapeuta en adicciones, anima que un adicto en pareja tiene más posibilidades de salir adelante en menor tiempo que una que está soltera. 

Ahora, si tienes dudas que tu pareja está adicta, Arturo Godoy entrega las conductas que dan los indicios que algo no funciona: 

- Descontrol de impulsos 
- Busca el conflicto para aislarse.
- Se encierra o sale del hogar. 
- Pierde la estructura en las rutinas cotidianas.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Una breve guía que muestra algunos de los factores mas importantes en huesos delgados que pueden significar un riesgo para la salud.
07.27.2016 · De Ignacio01
En el ejercicio, hombres y mujeres coincidieron con esto: 10 es el número ideal para toda la vida.
01.28.2016 · De tugentelatina
Aunque suene a mentira es cierto, la cadena de comida rápida Mos Burger opto por una opción mas sana reemplazando el pan con tomates gigantes.
07.29.2015 · De Claudia_fb2
Esto va dirigido a gente como yo, que compra atún y no sabe que hacer con el...esta es la solucion saludable y riquisima ¡Espero que te guste!
07.24.2015 · De Claudia_fb2
Claves para que tu cerebro no se atrofie con la rutina
07.23.2015 · De Claudia_fb2
Autor
05.12.2013 19:16 (05.12.2013)
373 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo