Descripción
Como nos há afectado la crisis ?

La agudización de la crisis financiera estadounidense a partir de septiembre de 2008 ha
provocado una preocupación por la situación de los migrantes y sus familias al otro lado de la frontera, y ha originado especulaciones sobre un posible “retorno masivo”
de los connacionales a sus lugares de origen o a ciudades fronterizas en el norte de
México.
La economía estadounidense comenzó a dar signos de desaceleración desde el 2006, especialmente en el sector de la construcción, y que la población latina e inmigrante ha sido afectada seriamente por esta transformación.
La crisis financiera estadounidense ha repercutido en una disminución del empleo en
sectores claves para los inmigrantes mexicanos (construcción y manufactura de alimentos), un incremento del desempleo abierto de la población latina, una caída de los ingresos de los hogares de inmigrantes, y un creciente porcentaje de latinos que perciben un deterioro en sus condiciones de vida. Consecuentemente, la migración indocumentada
empezó a mostrar síntomas de desaceleración desde el 2006 y, más recientemente, el
volumen de las remesas también inició una tendencia descendente que parecería revertirse debido a la depreciación del peso mexicano.
La situación de vulnerabilidad de los inmigrantes indocumentados no es resultado sólo de
factores económicos, sino también de la ampliación de los operativos del gobierno de
Estados Unidos que han conducido a la criminalización y deportación de miles de
migrantes. Es indudable que el ambiente económico, social y judicial es en estos
momentos desfavorable y hostil hacia los migrantes indocumentados en Estados
Unidos.
A pesar de que las condiciones de vida de los latinos y los inmigrantes se han deteriorado
durante los últimos dos años, los datos de la Encuesta sobre Migración en la Frontera Norte de México (EMIF NORTE) no muestran ninguna evidencia de un retorno masivo de
migrantes o de un patrón migratorio diferente a lo observado en años anteriores. Esto no
refuta el hecho de que los migrantes que están regresando a sus paises para celebrar las fiestas decembrinas, como lo hacen tradicionalmente cada año, estén expresando su preocupación por el clima desfavorable al otro lado de la frontera. Aún más, es muy probable que muchos de los que no tengan arraigo familiar, empleo seguro y propiedad de una casa en Estados Unidos decidan quedarse en México en el corto plazo.
¿Por qué no estamos entonces observando un regreso “masivo” de los inmigrantes
mexicanos? Hay varias razones. La primera es porque una gran porción de los inmigrantes
mexicanos están plenamente integrados a Estados Unidos, como lo demuestran los datos de encuestas nacionales en ese país. La segunda razón es porque el reforzamiento de la
vigilancia fronteriza y el incremento de las redadas elevan los costos de volver a México e intentar regresar a Estados Unidos como indocumentado. Una tercera es porque estas
mismas políticas, junto a cambios importantes en la demanda de trabajo inmigrante, han
fracturado el patrón de migración circular que históricamente caracterizó al flujo México-
Estados Unidos. Este patrón cambió principalmente desde 1986 por IRCA (Immigration
Reform and Control Act) al permitir el establecimiento de miles de familias en territorio
estadounidense. Al verse forzados los migrantes indocumentados a permanecer más tiempo en Estados Unidos, los mexicanos han hecho migrar también a sus familias, lo que ha producido un mayor arraigo en dicho país. Cuarta, la decisión de retornar a México es muy compleja para millones de mexicanos indocumentados que cuentan con hijos que son
ciudadanos estadounidenses o que asisten a la escuela en ese país. Quinta, la situación
económica en México no es precisamente mejor que la de su socio comercial, por lo que el regreso no es un incentivo. Finalmente, existe una fuerte expectativa de reforma migratoria desde el triunfo electoral de Barack Obama.
¿Podría haber un regreso “masivo” de mexicanos procedentes de Estados Unidos? La respuesta a esta pregunta depende en gran medida de las dimensiones de la
recesión económica en Estados Unidos y en el mundo, así como del grado en que la
percepción pública estadounidense culpe a los inmigrantes de esta crisis.
Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
El mandatario llamó a los estadunidenses a pronunciarse para lograr el acuerdo que aborte la crisis.
07.30.2011 · De octmar
Autor
07.27.2011 12:52 (07.27.2011)
851 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo