Descripción
Cual es el El experimento de Milgram ? conocelo

Hace tan solo unas horas, Discovery Channel presentó en su nuevo programa titulado Curiosidad el episodio Qué es la maldad y le ha puesto la piel de gallina a millones de espectadores. En dicho capítulo se llevan a cabo varios experimentos en los que los resultados han indicado en pocas palabras, que los seres humanos en su gran mayoría, son malvados y son capaces de cometer terribles atrocidades si alguien con un poco de autoridad se los ordena.

En el OjoCientífico, hoy vamos a contarte de qué se trata el experimento y cómo se encontraron evidencias científicas en el experimento de Milgram sobre la maldad en los humanos.

Antes de comenzar, quiero invitarte a reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿sería posible que hoy, luego de más de 70 años desde que se decidió llevar a cabo el holocausto judío, la mayor expresión de la maldad humana, pueda repetirse tal acontecimiento, con tal magnitud y tales protagonistas? ¿La humanidad no ha reflexionado lo suficiente? ¿La humanidad aún hoy sigue siendo tan malvada como para cometer tal acto de lesa humanidad?

En una primera instancia, comencemos teniendo esto en cuenta y veamos algunas de las características del experimento a nivel histórico.

El experimento de Milgram

Experimento-de-Milgram-03.jpgKAITKRIBS/FLICKR

Hace exactamente 50 años, el psicólogo estadounidense Stanley Milgram, diseñó un experimento único. Fuertemente cuestionado desde varios puntos de vista y de mucha controversia, debido a la conmoción y el trauma que llegaba a provocar en sus participantes.

El experimento buscó determinar, si ciudadanos comunes y ordinarios de su país, eran capaces de llevar a cabo actos de brutalidad y crueldad fuera de serie, contra otros desconocidos. El mismo, constaba de una máquina con una serie de interruptores que activaban choques eléctricos en forma gradual desde 15 a más de 165 voltios desde un extremo de la habitación hacia la habitación de lado, en la cual un desconocido los recibiría en su cuerpo tras contestar equívocamente una serie de preguntas, sin que el primero pudiera verlo pero si escucharlo.

Falsa y previamente se le explicaba al participante que ejecutaría los golpes eléctricos (el maestro), que el experimento se llevaba a cabo para determinar que los seres humanos aprenden mejor y más rápido, mediante un castigo corporal. Además se le aseguraba a quien ejecutaría el castigo que los golpes eran dolorosos a medida que se utilizaba mayor voltaje, pero que no se corría ningún riesgo y por último se lograba convencer al participante de que estaría causando dolor simplemente en pos de un experimento de laboratorio.

Experimento-de-Milgram-02.jpgMICHAEL L. NEWMAN/FLICKR

Antes de comenzar el experimento, también se le entrega la paga a los participantes y se les aclara que en cualquier momento en que deseen abandonar o terminar el experimento, podrán hacerlo según así lo deseen y sin ningún tipo de problema.

El participante cómplice desde el otro lado de la habitación encargado de recibir los choques (el aprendiz) que en realidad no recibe los golpes eléctricos, asegura sufrir de problemas cardíacos y a medida que el voltaje va subiendo, comienza a quejarse de dolor. Al llegar a los 150 voltios, expresa que ya no quiere participar, que siente dolores en el pecho y que cree fuertemente que algo anda mal, reclamando detener el experimento.

Experimento-de-Milgram-01.jpgWAPCAPLET/WIKIMEDIA

Toda la condolencia del aprendiz es escuchada por el maestro encargado de implementar el castigo, no obstante, ante la figura de autoridad del psicólogo presenciando todos los acontecimientos y determinando que el experimento debe continuar de todos modos, el participante continua empleando los choques.

¿Milgram continúa teniendo la razón?

Experimento-de-Milgram-05.jpgAXELSROSE/FLICKR

Un grupo de profesionales con el apoyo de Discovery Channel y bajo la supervisión del psicólogo y profesor Jerry M. Burguer, experto en el experimento de Milgram, recrean el experimento y lo vuelven a llevar a cabo hoy con nuevos participantes ordinarios de los Estados Unidos.

Del 100% de las experiencias, la increíble cifra del 77% de los participantes encargados de aplicar los choques eléctricos haciendo peligrar la vida de otro ser humano continuaron con el experimento haciendo caso omiso a lo que el atormentado desconocido sufría por su determinación en la otra habitación.

Los maestros encargados de los choques se mostraban confundidos, molestos y asustados, frente a un fuerte shock emocional, sin embargo ante la figura autoritaria del psicólogo, continuaban empleando los choques y hacían peligrar la vida de otro ser humano sin tener en cuenta las consecuencias.

En el experimento también se apreció que de 12 personas, apenas un participante se negó a darle los choques eléctricos como castigo a otro ser humano bajo cualquier circunstancia. Una mujer, quien ni siquiera llegó a dar un solo golpe al aprendiz.

Por último también se demostró que en grupos, cuando el experimento se levaba a cabo entre dos personas y una se negaba a realizar el brutal experimento, la otra de inmediato coincidía en no llevar a cabo el mismo.

El resultado: los humanos son malvados

Experimento-de-Milgram-04.jpgBANANASTOCK/THINKSTOCK

Las terribles cifras del experimento, demostraron que los seres humanos ordinarios, ante la orden de una figura con un poco de autoridad, son capaces de cometer aborrecibles brutalidades, de actuar con crueldad y desprecio por la vida y de llevar a cabo actos de lesa humanidad.

Si hoy existieran nuevos campos de concentración, dominados por la figura de un tirano u otras formas de autoritarismo, existiría más de un 75% de ciudadanos, al menos tan solo en Estados Unidos, que estarían dispuestos a formar parte del personal del mismo y de castigar a otros seres humanos.

Aquí puedes echarle un vistazo a las dos primeras partes de dicho episodio en el programa de Discovery Channel.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
El 14 de diciembre del año pasado, un joven de 20 años de edad llamado Adam Lanza ingresó en la primaria Sandy Hook, en Newtown, Conneticut y abrió fuego sobre veinte niños y seis adultos antes de dispararse a sí mismo.
05.16.2013 · De SuperTigeroLIVH
Autor
Leonor
hola soy nueva aqui espero hayar amigos..
06.29.2013 14:00 (06.29.2013)
344 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo