Descripción
El Craquelado en el hogar

1CraqueladoJPG.jpg

La técnica de craquelado sobre láminas estampadas consiste en el resquebrajamiento de la pintura, produciendo un efecto visual muy atractivo. El resultado que se obtiene, es un aspecto viejo y deteriorado que da impresión de mayor antigüedad en la lámina.

Comienza por elegir la lámina a craquelar, aplica una capa de latex y deja secar. Continúa el procedimiento hasta completar tres capas. El resultado será una imagen blanquecina, pero no transparente.

Cuando el látex se haya secado, coloca un poco de goma arábiga y extiéndela con los dedos haciendo pequeños círculos. Aplica calor con el secador de cabello durante unos dos o tres minutos y deja reposar a temperatura ambiente. El diseño comenzará a craquelarse solo, haciendo visibles las grietas.

Por último, coloca un poco de betún de judea con un pincel fino por toda la lámina. Pasa inmediatamente un trapo por arriba para quitar el exceso y listo. El color quedará impregnado en las grietas.

Craquelado sobre madera

Lija la superficie de la madera y coloca una capa de sellador blanco como base. Deja secar y elije el color con que quieras craquelar tu pieza de madera.

Pinta con dos capas de acrílico para lograr un tono más profundo y agradable. Cuando la pintura se encuentre seca, pinta la madera con un poco de pintura craqueladora. Recuerda que luego de la primer capa, debes dejar secar la madera por una o dos horas.

A los pocos minutos se podrá apreciar como comienza el craquelado. Luego termina dando una capa de barniz para proteger el trabajo y listo.

Craquelado en cerámica

Para comenzar con el craquelado en cerámica, consigue una vasija o jarrón en el cual trabajar, límpia la superficie y pinta con una o dos manos de base acrílica. Deja secar por unas horas y vuelve a pasar dos manos de pintura acrílica del color que prefieras. No olvides usar colores contrastantes para que el craquelado sea bien notorio.

Continúa aplicando dos manos de barniz craquelador. Puedes conseguirlo en cualquier tienda de manualidades y su costo es muy accesible. Aplica dos manos del mismo y deja que se seque el trabajo.

Luego de dos horas, aplica nuevamente el craquelador de forma uniforme, procurando pintar toda la superficie de la pieza. Cuando se haya craquelado, espera unas horas y aplica un poco de platina. Retira el exceso con un paño o franela y listo. ¡Ya tienes un magnífico craquelado en cerámica!

Fuente obtenida de http://www.lasmanualidades.com

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
Neniita
Los invito a que se inscriban :)
06.27.2013 15:08 (06.27.2013)
1374 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo