Descripción
El Microquimerismo

La conexión que hay entre una madre y el hijo incluye lazos psicológicos y físicos. En la gestación, la madre lo es todo para el feto que se encuentra en desarrollo: le da calor y sustento mientras que el latido de su corazón le proporciona un ritmo constante.

La conexión física es proporcionada por la placenta: las células pueden migrar a través de ella, llegando a los órganos del niño.  Esto tiene grandes impactos en la reparación de tejidos y en el sistema inmune.

Ahora, un nuevo estudio ha demostrado que las células de otras personas se pueden encontrar en cerebros ajenos. Dentro del estudio se comprobó que las células masculinas que se encuentran en cerebros de mujeres han estado ahí durante mucho tiempo, incluso décadas.

A pesar que todavía no se sabe el impacto que puede llegar a tener, el estudio reveló que estas células son menos comunes en cerebros de mujeres que tienen Alzheimer.

Por muy rara que suene la posibilidad de que nuestros cerebros tengan células de otras personas que contribuyan con las acciones de nuestro órgano, la mezcla de células genéticamente distintas no es nada raro. Esta mezcla se llama microquimerismo.


El microquimerismo es la presencia de células genéticamente diferentes en un organismo. Esto fue descubierto hace muchos años en humanos: las células que contienen el cromosoma "Y" se encontraron circulando en la sangre de mujeres después de haber estado embarazadas.  Debido a que estas células son masculinas, es muy probable que se crearon durante la gestación de sus bebés.

La forma de microquimerismo más común es el intercambio de células que se da a través de la placenta. Además, puede haber intercambio de células de gemelos. También existe la posibilidad de que las células de un hermano mayor, que viven en la madre, encuentren su camino de regreso a través de la placenta de un hermano menor.

Incluso, hay evidencia de la competencia que existe entre las células de la abuela con las células de la madre cuando ésta está embarazada.

Durante el reciente estudio, los científicos descubrieron que este tipo de células no sólo se encuentran en la sangre, también se pueden encontrar en el cerebro. Examinaron dichos órganos de mujeres fallecidas para verificar la presencia de células que tenían el cromosoma "Y", encontrando su presencia en más del 60 por ciento del cerebro.

Debido a que el Alzheimer es más común en mujeres que han tenido varios embarazos, los investigadores sospecharon que el número de células fetales sería mayor en mujeres con esta condición, pero los resultados fueron exactamente los contrarios. Las razones todavía no están claras.

Después de analizar el estudio, se cree que las células fetales pueden prevenir la formación de tumores. Se sospecha, además, que estas células pueden afectar al sistema inmune, existiendo la posibilidad de que las perciba como ajenas y las ataque. El microquimerismo es más común en personas que tienen esclerosis múltiples

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Una breve guía que muestra algunos de los factores mas importantes en huesos delgados que pueden significar un riesgo para la salud.
07.27.2016 · De Ignacio01
Aunque suene a mentira es cierto, la cadena de comida rápida Mos Burger opto por una opción mas sana reemplazando el pan con tomates gigantes.
07.29.2015 · De Claudia_fb2
Esto va dirigido a gente como yo, que compra atún y no sabe que hacer con el...esta es la solucion saludable y riquisima ¡Espero que te guste!
07.24.2015 · De Claudia_fb2
Claves para que tu cerebro no se atrofie con la rutina
07.23.2015 · De Claudia_fb2
Muchas veces la falta de conocimiento sobre el sistema de salud, la barrera del lenguaje y la falta de acceso a cuidado médico preventivo son algunas de las barreras que afectan a los hispanos de la tercera edad.
07.23.2015 · De Claudia_fb2
Autor
SuperTigeroLIVH
Me Siento Como Diario :D
12.07.2012 14:33 (12.07.2012)
450 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Ver todos los Artículos de SuperTigeroLIVH
Calificación
1 votos
Etiquetas
Recomiendalo