Descripción
El impacto emocional que un niño enfermo puede tener en sus hermanos.

¿Cómo tratar a los hermanos de niños con enfermedades severas?


Formas de ayudar a los niños sanos

Es evidente que los padres no pueden eliminar la fuente que produce el efecto doloroso en los hermanos sanos, pero sí pueden aliviar el estrés y hacerlos sentir seguros, cuidados y protegidos. Los siguientes consejos servirán de ayuda:

Mantén la comunicación abierta

Presta atención a las necesidades y emociones de los hermanos. Anímalos a hablar de sus sentimientos y trata de leer entre líneas lo que realmente están experimentando. Esto en realidad puede ser agotador si te pasas el día en un hospital, pero un poco de atención y conversación puede hacer que los niños sanos sepan que son importantes y que sus necesidades te preocupan.

Trata de mantener la normalidad tanto como sea posible

Mantén la continuidad y trata a los niños con justicia. Apégate a las normas establecidas y refuérzalas. Además de reducir los celos y la culpa, esto puede enviarles a los hermanos un mensaje de optimismo respecto al niño enfermo. Deja que la rutina de la casa se mantenga hasta donde se pueda.


Acepta ayuda de otros

Si aceptas la ayuda que te brindan otras personas —transporte, medicinas, alimentos, cuidados—, podrás liberarte un poco de la presión diaria y tener recursos para ocuparte también de la familia. También le enseñarás a tu hijo cuán loable es aceptar la generosidad de las personas.

Está bien divertirse un poco

Divertirte y pasar un buen rato puede ser una buena manera de liberar el estrés y recargar tus baterías. Trata de separar un tiempo para compartir con los niños y la familia, sin que estén centrados en la enfermedad. También puedes salir solo con los hermanos sanos y focalizarte en sus problemas.

Incluye a los hermanos en los tratamientos y cuidados médicos

Incluir a los hermanos en algunas visitas al hospital puede ayudar a clarificar la enfermedad. Además pone a los niños en contacto con hermanos de otros pacientes. Los niños entonces se sienten parte del proceso, se sienten que están ayudando.

Muchos centros hospitalarios ofrecen servicios de consejería familiar, talleres grupales y otras actividades que pueden ayudar a que tus hijos sanos se sientan menos solos. Ellos también necesitan ser cuidados y protegidos, son solo niños creciendo que se merecen todo tu apoyo. Nunca lo olvides.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
Betzy
betzyvj
02.04.2013 07:13 (02.04.2013)
606 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo