Descripción
Epoca de crisis

469141.jpg

Problemas para dormir, taquicardias, malas digestiones, kilos de más, ansiedad y nerviosismo, sensación de malestar... Durante las etapas de crisis continuada, nuestro organismo sufre más de lo habitual y "se queja" a través de éstos y otros síntomas y trastornos de salud.

Numerosos estudios médicos documentan la relación entre las épocas de recesión, crisis económica y problemas laborales, con un aumento -del riesgo o la incidencia- del consumo de alcohol, tabaco y sustancias adictivas.

También existe un incremento de los trastornos cardiovasculares, el insomnio, la obesidad y los desórdenes psicosomáticos (hormigueos, mareos), así como el empeoramiento de la dieta, la vida sexual y la salud dental, entre otros efectos.

¡Razones más que suficientes para reforzar el cuidado de nuestra salud!

"La crisis afecta no sólo a quienes la están sufriendo, sino que además incide en las personas ansiosas de tipo obsesivo, generándoles una preocupación continua, aunque tengan una buena situación", ha señalado el doctor Antonio Arumí, de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), durante la celebración del Día Mundial Salud Mental.

Tratando la salud mental se puede resolver la salud física

osé Antonio López Rodríguezpsiquiatra de la Asociación Española de Psiquiatría Privada

Según Arumí, a estas personas de perfil obsesivo, la angustia de lo que ocurre a su alrededor y la incertidumbre sobre el futuro les produce un estado de ansiedad que debe ser tratado.

Para evitar esta situación, desde ASEPP sugieren "equilibrar  la vida personal y laboral, mantener una alimentación equilibrada y sana, practicar un actividad deportiva de forma regular, realizar actividades que nos motiven en nuestro tiempo libre, tener una vida familiar estable y armónica y una vida social rica y estimulante, así como evitar el consumo de sustancias tóxicas".

"Las situaciones de estrés continuado no sólo afectan al cerebro, sino también a zonas inflamatorias de cualquier órgano del cuerpo", de acuerdo al psiquiatra José Antonio López Rodríguez, de ASEPP, quien destaca la estrecha conexión que existe entre la salud mental y la salud física, por lo que, "en muchos casos, tratando la primera, se puede resolver la segunda".

Para López Rodríguez existe una "clara relación entre situaciones de estrés y depresión con las patologías de miocardio, ya que las personas con cualquiera de estos trastornos psíquicos tienen una mayor tendencia a sufrir un infarto, y a la inversa, quienes tienen problemas de corazón corren más riesgo de sufrir depresión".

ESTRATEGIAS PARA LEVANTARSE TRAS CAERSE

Está comprobado que las situaciones de penuria económica son malas para el estado mental y físico pero, según la psicóloga e investigadora Deborah Rozman, del Instituto HeartMath de Boulder Creek, California (EE.UU.), hay algunas estrategias sencillas que ayudan a mantener la calma y seguir adelante, reduciendo el estrés y mejorando la salud.  

Según ha explicado Rozman al 'HealthDay Reporter', practicar la gratitud es más sencillo de lo que parece y hay que agradecer si se tiene un trabajo, ya que "ayuda a que el corazón siga abierto y a conectarse con sentimientos de esperanza, al igual que al hacer un voluntariado o realizar una labor altruista".

La psicóloga de HeartMath también aconseja reducir el denominado "drama vital", ya que la gente que ha sido despedida o teme perder su trabajo suele limitarse a quejarse, lo que sólo agrega estrés y dramatismo a su situación y empeora las cosas.

Para Rozman, lo realmente dramático "es potenciar nuestra ira, ansiedad o miedo, por lo que si nos descubrimos a nosotros mismos manteniendo conversaciones autocompasivas, quejándonos y refiriéndonos a lo mala que es la situación, hay que intentar cambiar el tema o el tono de la charla, y centrarse en cómo mejorar nuestra situación".

 

Asimismo la experta recomienda controlar y limitar la cantidad de noticias que vemos y decidir cuántas podemos recibir para mantenernos informados sin deprimirnos, ya que es probable que los medios de comunicación difundan mucha información negativa sobre la economía y la crisis.

Rozman también señala que comparar el presente con el pasado es natural pero deprimente, por lo que en lugar de caer en estas comparaciones "es preferible darse tiempo para sanarse psicológica y emocionalmente después  perder un trabajo o cualquier otra adversidad importante y, después, seguir adelante".

En lugar de pensar "he perdido mis ahorros" o "me he quedado sin trabajo" hay que intentar pensar en "lo que haré para recuperarlos", ha dicho la experta estadounidense, para quien el secreto radica en cambiar el foco mental a algo que nos estimule, en vez de rumiar lo que puede deprimirnos o desanimarnos.

SÍNTOMAS DEL "ESTRESADO POR LA CRISIS"

Además de la armonía mental, los otros pilares para mejorar nuestra salud, son la nutrición y el ejercicio físico.

Según ha explicado el doctor Federico Ristori, de ComMálaga, a 'Médicos y Pacientes', el diario online de la Organización Médica Colegial (OMC) española, el paciente estresado por la crisis "puede presentar hipertensión, insomnio, irritabilidad y malos hábitos alimenticios".

Además, desde ComMálaga han señalado que la crisis puede afectar a la salud con molestias digestivas, dolores de cabeza, cuello y espalda, ansiedad y angustia, cansancio, y un cuadro de estrés que, a su vez, puede afectar el sistema cardiovascular, al digestivo y al de sueño-vigilia y causar una depresión.

Para paliar estos problemas los impulsores de la campaña han recomendado favorecer los lazos familiares y las amistades compartiendo actividades que generen bienestar, y practicar la llamada descompresión relajante, consistente en realizar dos inspiraciones profundas por la nariz y dos expiraciones largas por la boca, varias veces, con una sonrisa y pensamientos positivos.

Según estos expertos, para mantener una alimentación adecuada ante la crisis se aconseja seguir la "Regla 5-5-5": ingerir cinco comidas al día, intercalando dos tentempiés entre las tres comidas principales; tomar 5 piezas o raciones de frutas y verduras a diario, por sus efectos antioxidantes; e incluir 5 colores distintos en los platos, lo cual garantiza el equilibrio de los nutrientes necesarios para nuestro organismo.

Para mantener un estado de salud idóneo, también se recomienda ejercitarse durante al menos media hora diaria, preferiblemente en contacto con la naturaleza y realizando tres clases diferentes de ejercicios (aeróbicos para el corazón, de fortalecimiento muscular y de elasticidad para mejorar la calidad de vida y disminuir los dolores) y eso sí, también indican que es muy recomendable descansar al menos 8 horas al día.

Fuente:terra.com.mx

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
La Estatua de la Libertad, los museos y parques nacionales y algunos sitios históricos no recibirán al público por la crisis política; las embajadas seguirán abiertas
10.01.2013 · De george
Herramientas necesarias para construir una personalidad TENAZ y RESISTENTE a la crisis.
10.01.2013 · De wenalo
La crisis económica ha reducido drásticamente la natalidad en Europa durante la última década.
07.10.2013 · De SuperTigeroLIVH
"Nubarrones negros sobre la ciencia española".
06.14.2013 · De LatinoMex
¿Necesitas que cuiden a tu gato? ¿No tienes tiempo para hacer fila para comprar entradas? En España ya tienen una solución a través de la red
06.05.2013 · De Leonor
Autor
SuperTigeroLIVH
Me Siento Como Diario :D
05.16.2013 20:08 (05.16.2013)
389 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Ver todos los Artículos de SuperTigeroLIVH
Calificación
0 votos
Recomiendalo