Descripción
La Historia de Los Duendes

Son ciertos espíritus traviesos que se encargan de atormentar a las personas de cualquier edad, especialmente a las muchachas que tienen novio. En algunos casos las picardías no pasan de cambiar las cosas de su lugar o esconderlas; de revolcar lo que se halla bien colocado y traer noticias. En otros casos son perversos: cuando se la dedican a una persona o a una familia entera, van todas las noches a tirar piedras o terrones en una forma exagerada, que parece un torrencial aguacero de balasto.

A las jovencitas que tienen novio y cuando éste está de visita, las fastidian con órdenes o secretos malignos al oído, que hacen que el pobre joven se indigne y termine el noviasgo. Si no esta presente el muchacho o pretendiente, las perturban en la casa con órdenes y consejos, hasta que logran que no se realice el matrimonio.

 

Durante el sueño, estos espíritus les ocasionan pesadillas, las llaman a un lugar conocido, hasta que las tornan sonámbulas. Así han encontrado varias vagando lejos de su residencia; van o vienen por determinado sitio sin darse cuenta ellas de tal acto, hasta que alguno de la familia o conocido la encuentra en estado de subconsciencia.

 

Son incontables los casos que se conocen, de familias y jóvenes que han tenido que emigrar a sitios distantes para librarse de tan fastidiosa persecución. No hay ciudad o pueblo, donde no se hayan conocido estos desastrosos acontecimientos ocasionados por los duendes.

 

En una antigua hacienda, vivía un matrimonio con tres hijas casaderas; todas tenían novio y con frecuencia hacían fiestas, que no eran más que simples reuniones ejemplares donde primaban los juegos de salón o las demostraciones artísticas acompañadas de algún instrumento.

 

Un sábado en que estaba revolucionada la casa con la llegada de más invitados, en la cocina se alistaba la preparación de ricos manjares. La servidumbre se sentía impresionada porque nada de lo que emprendían podían realizarlo. Resolvieron llamar a la patrona para advertirle que no se podía hacer nada, porque todo resultaba mal; que parecía que los diablos estuvieran metidos allí, porque no podían realizar el oficio que les habían asignado. La señora con las tres hijas se alarmaron más, porque a ellas, en las habitaciones interiores les sucedía iguales cosas.

 

Cuando la señora entró sola al salón, escuchó una voz tras de la puerta que decía: "...no se afane que los invitados no vendrán. Hoy están de honras fúnebres...". Al escuchar esto lanzó un grito la pobre señora, pero la voz se dejó oír de nuevo: "...no se asuste, agradézcame el aviso...".

 

La dama no pudo más. Llamó a sus tres hijas para contarles lo sucedido y para que le ayudaran a pensar cómo remediaban lo acontecido. Estaban en conjeturas, cuando llegó un peón trayendo la misma noticia que había suministrado el duende.

Apenas llegó el esposo lo puso al corriente de los misteriosos sucesos, manifestándole mudarse inmediatamente para el pueblo.

 

El trasteo se efectuó en la semana siguiente y cuando la dueña estaba sola desempacando baúles y petacas, escuchó tras de la puerta la misma voz que le decía: "...en que le puedo servir?. Sabe usted... me vine entre los tremotiles del viaje...". La señora asustada le pregunto: "eres un bicho, un alma en pena o que eres?". La respuesta no se dejó esperar: "...soy tu amigo, tu fiel compañero y servidor...".

 

Así un día y otro día seguía el duende atormentando a la dama, ocasionándole un nerviosismo desesperado. Tan pronto el esposo llegó del campo, manifestó su deseo de trasladar toda la familia a la capital del país. El esposo algo contrariado porque este viaje le ocasionaba pérdidas en sus negocios, ante la apremiante situación de intranquilidad y desasosiego tuvo que acceder. Vendieron ambas posesiones y se marcharon.

 

Cuentan que cuando la dama esta distribuyendo los muebles y demás enseres del equipaje, la voz volvió a atormentarla en una forma tan pertinaz que ya no tuvo alientos de luchar y enfermó.

 

Las hijas alarmadas llamaron al cura de la parroquia para que fuera a bendecir la casa y hacer exorcismos. Dicen que fue la única forma de librarse de los tormentos del duende.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  •  anonimo: 
     

    ya tengo un machete para la tarea

     
     09.05.2014 
    0 puntos
     
  •  anonimo: 
     

    da miedo mucho

     
     08.20.2014 
    0 puntos
     
  •  anonimo: 
     

    da  miedo

     
     08.20.2014 
    0 puntos
     
  •  anonimo: 
     

    Da miedo

     
     08.10.2014 
    0 puntos
     
  •  anonimo: 
     

    Da mucho miedo, sobre todo porque ami se me desaparecen muchas cosas a diario...:LloraSorprendido

     
     06.23.20141 replies1 replies 
    0 puntos
     
Artículos Relacionados
Una historia de amor inolvidable con personajes diferentes
02.12.2015 · De aquila
Parece mentira con lo controlado que estan los aeropuertos hoy en dia sucedan casos como este.
04.25.2014 · De Ytobias2004
El Día de los Enamorados está repleto de clichés y lugares comunes que deben ser dejados de lado para transformar a esta fecha en algo especial para la pareja. ¿Está bien si me olvido de saludar a mi pareja? ¿Es obligatorio ir a cenar a un restaurante? ¿Es necesario comer chocolate? Si paso este día…
02.13.2014 · De wenalo
La pobreza extrema se ha reducido a la mitad en los últimos 25 años, la mortalidad infantil se está desplomando y muchos países que dependieron durante mucho tiempo de la ayuda internacional son autosuficientes.
01.23.2014 · De wenalo
El viernes 13 es tomado por diferentes culturas del mundo como el día de la mala suerte y alrededor suyo se tejieron un montón de historias y mitos que le dan vida a esta creencia.
12.13.2013 · De ismael
Autor
Yesenia
happy mood
03.24.2011 11:43 (03.24.2011)
56856 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
57 votos
Recomiendalo