Descripción
Libertad a los hijos adolescentes 'Padres'

Para algunos, los bebés y niños pequeños son los hijos ideales, pues van a todas partes con nosotros y hacen todo lo que les pedimos (bueno, casi siempre). Una vez que ese niño crece y se vuelve un adolescente, le da mayor forma a su personalidad y se siente en mejores condiciones de tomar sus propias decisiones.

A veces, esto complica un poco el vínculo entre padres e hijos, pues los adolescentes comienzan a pedir permisos y a reclamar libertades. Si estás atravesando un momento en casa, aquí unos consejos.

1. Conócelo. Durante su infancia, tuviste tiempo para ir descubriendo la personalidad en formación de tu hijo. Si en ese tiempo estuviste lejano a él, estás muy a tiempo para ganarte su confianza. Platica con tu hijo. Antes de establecer límites, permisos y negociaciones, es importante que sepas cómo es y qué piensa. Es un buen momento para que le hagas saber los riesgos a lo que muchos jóvenes están expuestos.

2. Genera empatía. Recuerda que los jóvenes están viviendo un momento lleno de cambios en su cuerpo y su personalidad. Ten paciencia y no olvides que tú también fuiste adolescente y necesitabas comprensión. Recuerda que a veces lo que más les prohíbas es lo que más querrán hacer. Puedes darle permisos con cosas sencillas y luego irlas aumentando; por ejemplo, elegir su propia ropa, la decoración de su cuarto, la música que escucha o sus amistades.

3. Piensa tus palabras. A decir de un artículo publicado por la Fundación Teletón, ante cualquier situación incómoda que tengamos que tratar con los hijos, sin importar su edad, es importante mantenernos tranquilos, claros de mente y conscientes de los conceptos que deseamos que comprendan. El más claro ejemplo es cuando les hables de sexualidad o de tener pareja.

4. Dale su lugar. Tu hijo tiene derecho a estar enojado si no está de acuerdo. Si no le diste permiso para algo, permite que se exprese (sin abusar, claro) y déjalo un momento en paz, si te lo pide. Una vez que estén más tranquilos los ánimos, acércate y justifica tu decisión. Mucho cuidado con ser un padre demasiado controlador, pues le podrías limitas oportunidades que todo joven necesita para madurar. Haz de tu hijo una persona independiente, pues no siempre estarás ahí para solucionarle la vida.

5. Confía en tu hijo. Sin duda, aunque te preocupes por su bienestar, debes permitir que tu hijo conozca el mundo y se equivoque de vez en cuando, pues es parte de la vida y así también aprendiste tú. Por ello, explícale las consecuencias de sus actos y enséñale poco a poco a valerse por sí mismo. Como la libertad también implica responsabilidad, es un buen momento para que empiece a hacer tareas que quizá antes no hacía, como lavar su ropa o realizar sus propios trámites escolares.

Fuente:terra.com.mx

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Los hijos tal vez no hereden los talentos de sus padres, pero si sus valores.
06.09.2014 · De Ytobias2004
Jiang Feng se divorció de su esposa y la demandó porque, según él, su esposa le había dado los hijos más feos del mundo.
03.16.2014 · De Rosy
Según un estudio publicado por el portal aciprensa.com, hecho en Estados Unidos, en este país al año se registran más de 29 mil muertes causadas por un accidente casero… Impresionante cifra, si consideramos que estas situaciones pudieron evitarse.
03.01.2014 · De Rosy
El neurólogo inglés, Oliver Sacks, dice que aunque el autismo es visto como una condición médica, también debería ser considerado como un modo de ser completo, una forma de identidad profundamente diferente. Si sois padres de niños autistas, repetar la forma de vivir de vuestros hijos, no importa lo…
12.09.2013 · De Chavelita
Ningún padre posee un manual para saber si la educación que le da a sus hijos es la correcta, y cuando se trata de hijos varones tampoco existen excepciones.
12.09.2013 · De wenalo
Autor
05.30.2013 19:25 (05.30.2013)
891 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo