Descripción
Los Diamantes Malditos

Las desgracias que les han sucedido a varios de los diferentes dueños de tres de las joyas más célebres del mundo parecen verdaderamente extrañas. Los diamantes Hope y Orlov, así como el Zafiro púrpura de Delhi han adquirido la fama de llevar muy mala suerte a quienes los poseen.

 

 

 

La maldición del Diamante Azul



Erase una vez un monje que cometió el mayor sacrilegio pensable, robar uno de los ojos de la estatua de la diosa Sita. Cuenta la leyenda que tal acto trajo consigo la maldición al ladrón y a todos los que en algún momento poseyeran el diamante robado a Sita.

La historia empieza donde la leyenda termina y el nombre de Tavernier es el primer registro que se tiene en Occidente de la maldición de la joya. Tavernier era un comerciante francés que adquirió la joya aunque no se sabe de quién. Tavernier murió de frío y su cuerpo fue encontrado devorado por las alimañas.

Antes de su muerte había vendido el diamante al rey Luis XIV, que murió de gangrena. La joya pasó a la Princesa de Lamballe, que murió linchada. Luego lo obtuvo Luis XVI, aunque lo lucía María Antonieta, y ambos murieron en la guillotina.

La maldición persistió con independencia del continente al que viajara la joya o la personalidad de su dueño. Suicidios, asesinatos, accidentes, demencia o alguna otra desgracia ponía fin a la vida del propietario.

Solamente cuando su último dueño falleció, víctima de un ataque al corazón, y el diamante fue donado al Museo de Historia Natural del Smithsonian, la maldición cesó.

Según Wikipedia, esta es la lista de los propietarios del diamante y la manera en la que murieron.

1. Jean-Baptiste Tavernier (1689): muerto de frío y medio devorado por las alimañas.
2. Nicolás Fouquet (1680): en prisión.
3. Luis XIV (1715); gangrena.
4. Princesa de Lamballe (1792): linchada.
5. Luis XVI y María Antonieta (1793); decapitados en la Revolución francesa.
6. Catalina la Grande (1796): apoplejía/infarto.
7. Wilhelm Fals; asesinado por su hijo Hendrik.
8. Hendrik Fals (1830): suicidio.
9. Jorge IV (1830): locura.
10. Francis Beaulieu: hambre.
11. Henry Philip Hope (1839):
12. Henry Thomas Hope (1862):
13. Jacques Colot (1904): suicidio por problemas mentales.
14. Lorens Ladue: asesinada por su amante Iván Kanitowski.
15. Príncipe Iván Kanitowski: asesinado por revolucionarios.
16. Subaya Hamid (1908): asesinada por su esposo:
17. Abdul Hamid II: depuesto en 1909 por la sublevación militar de los Jóvenes Turcos.
18. Simón Montarides y familia: su carruaje cayó por un precipicio.
19. Vincent McLean (1938): atropellado.
20. Ned McLean (1941): locura.
21. Elizabeth McLean (1946): sobredosis.
22. Evalyn Walsh McLean (1947): morfinomanía
23. Harry Winston (1958): ataque de corazón.

Sea realidad, coincidencia o leyenda, la supuesta maldición asociada a un diamante no es exclusiva del diamante azul. Además de este (también llamado diamante Hope o Tavernier) existe otra asociada al diamante Negro (o diamante Orlov), también robado por un monje y cuya maldición dicen causó la caída de los zares, propietarios de la joya.

 

Diamante Orlov Negro

 


También conocido como "El Ojo de Brahama", fue sustraído de un ojo de la estatua de un Buda por un soldado francés, quien murió trágicamente al poco tiempo. Llegó a las manos del zar Orlov, quien se lo regaló a la zarina Catalina II. Durante años, la joya permaneció en posesión de la realeza rusa, hasta que vino la revolución de 1917.

En 1932, el empresario de diamantes de Nueva York, J. W. Paris importó esta gema a Estados Unidos. Murió al poco tiempo, tras arrojarse por la ventana de un rascacielos. Quince años después, las princesas rusas Nadia Vygein-Orlov y Leonila Galitsine-Bariatinsky, que habían sido dueñas de ese diamante, también murieron por suicidios.

Después de estos acontecimientos, el diamante fue cortado en tres partes y comprado por coleccionistas privados, que hasta el momento parecen haber evadido la mala suerte.

 

Zafiro púrpura de Delhi

Su principal y último poseedor, Edward Heron-Allen, un científico amigo del escritor Oscar Wilde, expresó acerca de esta gema: "Está doblemente maldita y se tiñe con la sangre y la deshonra de todos los que la han poseído". Llegado a sus manos de parte de un soldado bengalí, el zafiro le causó problemas desde el día que lo adquirió.

Él regaló la joya en dos ocasiones, ambas a amigos quienes sufrieron de pésima fortuna mientras la tuvieron consigo. Así que Heron-Allen la tiró a un río, pero la gema le fue devuelta tres meses después por un joyero que la había encontrado en el drenaje. Entonces, el científico decidió encerrarla en una caja fuerte enclaustrada dentro de otras siete cajas que tenían dentro de ellas decenas de amuletos para la buena suerte.

Después de la muerte de Heron-Allen, en 1943, este zafiro pasó a ser propiedad del Mueso de historia natural de Londres, Inglaterra. Ahí permanece desde esa fecha.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  •  anonimo: 
     
    Es historia no un cuento. Hay cosas q no vemos ni oímos, sin embargo existen.
     
     07.06.2012 
    0 puntos
     
  •  Marisela: 
     
    puros cuentos todo el que cree en hechizos es el que muere de ellos
     
     04.16.2011 
    0 puntos
     
Artículos Relacionados
Una historia de amor inolvidable con personajes diferentes
02.12.2015 · De aquila
Parece mentira con lo controlado que estan los aeropuertos hoy en dia sucedan casos como este.
04.25.2014 · De Ytobias2004
El viernes 13 es tomado por diferentes culturas del mundo como el día de la mala suerte y alrededor suyo se tejieron un montón de historias y mitos que le dan vida a esta creencia.
12.13.2013 · De ismael
Estas son historias de la vida real con mensajes positivos que te hacen reflexionar sobre diversas situaciones de la vida.
09.26.2013 · De wenalo
A pesar de las constantes noticias sobre conflictos, delincuencia, agresiones que llenan los medios, también es posible encontrar historias que devuelven la fe.
07.30.2013 · De luciana
Autor
04.16.2011 10:10 (04.16.2011)
4574 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
2 votos
Recomiendalo