Descripción
Los espejismos.

¿Qué son los espejismos?

Los espejismos son ilusiones ópticas producidas por la refracción de la luz debido a diferentes densidades del aire provocadas por el calor.

Aunque no lo percibamos, el aire a nuestro alrededor puede tener distintas densidades y afectar, de manera diferente, al desplazamiento de la luz.


Densidad del aire

El aire está compuesto por moléculas de distintos tipos: agua, dióxido de carbono, nitrógeno… Estas moléculas no se encuentran unidas entre sí, lo que le confiere al aire las propiedades que conocemos. Sin embargo, estas moléculas tienen un peso y ocupan un espacio, por lo que se puede hablar de “densidad” (la densidad es el cociente entre el peso y el volumen de una sustancia). La forma más sencilla de comprobar el peso de un gas es comparar el peso de una bombona llena y el de una vacía. Si el gas no pesara, no habría diferencia entre un caso y el otro; y sin embargo, no es así. En el caso del aire que nos rodea ocurre igual.

Las moléculas que se encuentran en la atmósfera tienen un movimiento desordenado y dicho movimiento se hace más rápido a medida que aumenta su temperatura. Esto hace que una molécula “recorra” más espacio en menos tiempo, y que llegue más lejos: es decir, el gas “se expande”. Cuando un gas se expande, el mismo número de moléculas ocupa un espacio mayor, por lo que su densidad disminuye.


Formación de los espejismos

Cuando el aire se calienta, debido a que su densidad disminuye, tiende a subir. En ocasiones, sin embargo, si se da un calentamiento muy rápido de las capas inferiores, puede darse lo que se denomina una “inversión térmica”, es decir una capa de aire caliente bajo una capa de aire frío. Esta situación meteorológica suele ir asociada a nieblas persistentes o aumentos en los niveles de contaminación.

Esto es lo que ocurre, aunque a menor escala, cuando el sol calienta en exceso una superficie lisa y con un alto poder de reflexión: una carretera o una superficie arenosa. En verano esta situación es muy corriente, y hace que se forme una capa de aire caliente pegada al suelo. La luz, al atravesar esta capa menos densa sufre un proceso de refracción y desvía su recorrido, creando una ilusión óptica que llamamos “espejismo”. En dicha ilusión vemos los objetos reflejados sobre la superficie lisa, como si ésta estuviera cubierta de agua.

Al tratarse de un fenómeno de refracción, el espejismo se produce a cierta distancia del observador. Cuando éste se acerca a él, si la superficie es lo suficientemente grande (un desierto, por ejemplo), la imagen se irá alejando, resultando imposible que el observador llegue nunca a alcanzarlo. Si la superficie reflectante es pequeña, el espejismo simplemente desaparecerá.



Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
odos son integrantes de nuestra lista, desiertos que a pesar de toda la evidencia, y por su belleza inclasificable, hasta cuesta creer que existen:
11.30.2013 · De Chavelita
El desierto, posee una característica única: es el hogar de algunas de las dunas fijas más altas del mundo, y entre ellas, lagos relativamente grandes.
07.30.2013 · De Jennie
El Proyecto Sahara Forest busca aprovechar el agua de mar y el calor de Qatar para desarrollar cultivos y obtener agua potable a la vez
07.18.2013 · De SuperTigeroLIVH
La UNESCO destacó el "espectacular contraste" que ofrece el relieve del lugar y la "gran diversidad" de especies
06.21.2013 · De SuperTigeroLIVH
Los mejores documentales los tenemos aqui...disfrutalos
05.16.2013 · De Jeremy
Autor
Betzy
betzyvj
01.22.2013 18:03 (01.22.2013)
898 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
2 votos
Recomiendalo