Descripción
Los humanos nos comunicamos lentamente y a rafagas,tambien en las redes sociales.

Que gracias a las redes sociales vivimos cada vez más conectados es algo que Esteban Moro no duda. Sin embargo, también ha demostrado que hay mucho que aún desconocemos sobre cómo fluye la información en Internet. Por eso sus investigaciones se concentra en modelizar el comportamiento humano en las redes sociales. Este físico, que investiga en la Universidad Carlos III y en el Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC-UAM-UCM-UC3M, dedica su atención a temas tan diversos como los procesos aleatorios, la matemática financiera, las redes sociales, el estudio de fluidos a escalas micrométricas, el crecimiento de superficies... En 2007 obtuvo el premio "Shared University Award" de IBM en el año por la modelización de la difusión de información en redes sociales y su aplicación al marketing viral. Hoy interviene en EmTechSpain, la conferencia de tecnologías emergentes que organiza el Instituto MIT en España.

Pregunta. ¿Qué ha descubierto en sus investigaciones acerca de cómo se transmite la información en redes sociales?
Respuesta.
Aunque la imagen que tenemos de las redes sociales es que la información viaja a gran velocidad, lo que hemos encontrado es que, en la mayoría de las ocasiones, la información viral se propaga muy lentamente debido a los patrones de comunicación humana. Los humanos nos comunicamos a "ráfagas", lo que significa con una sucesión de llamadas, tuits o mensajes entre dos personas es seguida de períodos en los que no hay comunicación y eso hace que la velocidad de la información sea mucho más lenta de lo esperado. Un ejemplo: el tiempo medio de respuesta de un e-mail es de un día, pero nosotros vimos en las campañas que realizamos con IBM que la velocidad de propagación en redes de correos electrónicos es de 14 días… ¡y hasta de años!

Esteban Moro

P. Muy lento... ¿Cómo afecta eso a la transmisión de rumores?
R.
¡Mucho! ¡Que se lo digan por ejemplo a la marca de champán de Veuve Clicquot! Llevan años (desde 2003, nada menos) luchando contra un bulo en las redes sociales que dice que la compañía regala champán gratis si se envía un mensaje a través de la web de la empresa. Y es que el hecho de que la información se propague tan despacio hace que algunos rumores tarden mucho en morir, es decir, que sean muy persistentes.

P. ¿La plataforma de microblogging Twitter tiene algo de particular?
R.
Twitter es una plataforma fascinante, pues a diferencia de otras puede utilizarse para recoger datos y analizarlos. Hemos trabajado en varios problemas de detección de opinión, movilidad urbana en grandes ciudades, etc., pero lo más reciente que hemos hecho es respondernos a la siguiente pregunta: ¿podemos poner "sensores" en la red? Es decir, ¿podemos encontrar de manera sencilla un conjunto de cuentas/personas en Twitter de manera que nos enteremos mejor y más rápido de qué informaciones viajan en la red de forma viral (rumores, opiniones, etc.)? Lo que hemos encontrado es que, utilizando la llamada "paradoja de la amistad" en redes sociales -el hecho de que en media tus amigos en una red social tienen más amigos que tú- podemos encontrar fácilmente personas (sensores) que tienen una "posición" en la red mejor que la mayoría de los usuarios y nos permiten conocer con antelación qué se propaga de manera viral.

P. Gracias a Internet somos y seremos más... ¿Cómo acabaría la frase?
R.
¡Seremos más red! En mi ponencia en EmTech Spain mostraré ejemplos de que la Redd y nosotros somos cada día más interdependientes, de que muchos de nuestros comportamientos provienen de la Red. Y viceversa: nosotros podemos cambiar a nuestros "vecinos" en la rRed. Hasta el punto de que quizás el objeto de estudio en muchos problemas debería cambiar: es la Red la que posee naturaleza para explicar lo que está sucediendo.
Te pongo un ejemplo: durante la huelga del pasado 29 de marzo recogimos todos los tuits sobre la huelga y en un vídeo mostramos de qué manera se intercambiaba y compartía la información a través de retuits. Así detectamos que había dos grupos claros detectados por algoritmos de búsqueda de comunidades en la red: uno a favor y otro en contra de la movilización. Y en el vídeo se ve claramente a los dos grupos luchando por un lugar en el espacio de "conversación" en Twitter. El resultado parece indicar que la red tiene vida propia...

Que gracias a las redes sociales vivimos cada vez más conectados es algo que Esteban Moro no duda. Sin embargo, también ha demostrado que hay mucho que aún desconocemos sobre cómo fluye la información en Internet. Por eso sus investigaciones se concentra en modelizar el comportamiento humano en las redes sociales. Este físico, que investiga en la Universidad Carlos III y en el Instituto de Ciencias Matemáticas CSIC-UAM-UCM-UC3M, dedica su atención a temas tan diversos como los procesos aleatorios, la matemática financiera, las redes sociales, el estudio de fluidos a escalas micrométricas, el crecimiento de superficies... En 2007 obtuvo el premio "Shared University Award" de IBM en el año por la modelización de la difusión de información en redes sociales y su aplicación al marketing viral. Hoy interviene en EmTechSpain, la conferencia de tecnologías emergentes que organiza el Instituto MIT en España.

Pregunta. ¿Qué ha descubierto en sus investigaciones acerca de cómo se transmite la información en redes sociales?
Respuesta.
Aunque la imagen que tenemos de las redes sociales es que la información viaja a gran velocidad, lo que hemos encontrado es que, en la mayoría de las ocasiones, la información viral se propaga muy lentamente debido a los patrones de comunicación humana. Los humanos nos comunicamos a "ráfagas", lo que significa con una sucesión de llamadas, tuits o mensajes entre dos personas es seguida de períodos en los que no hay comunicación y eso hace que la velocidad de la información sea mucho más lenta de lo esperado. Un ejemplo: el tiempo medio de respuesta de un e-mail es de un día, pero nosotros vimos en las campañas que realizamos con IBM que la velocidad de propagación en redes de correos electrónicos es de 14 días… ¡y hasta de años!

P. Muy lento... ¿Cómo afecta eso a la transmisión de rumores?
R.
¡Mucho! ¡Que se lo digan por ejemplo a la marca de champán de Veuve Clicquot! Llevan años (desde 2003, nada menos) luchando contra un bulo en las redes sociales que dice que la compañía regala champán gratis si se envía un mensaje a través de la web de la empresa. Y es que el hecho de que la información se propague tan despacio hace que algunos rumores tarden mucho en morir, es decir, que sean muy persistentes.

P. ¿La plataforma de microblogging Twitter tiene algo de particular?
R.
Twitter es una plataforma fascinante, pues a diferencia de otras puede utilizarse para recoger datos y analizarlos. Hemos trabajado en varios problemas de detección de opinión, movilidad urbana en grandes ciudades, etc., pero lo más reciente que hemos hecho es respondernos a la siguiente pregunta: ¿podemos poner "sensores" en la red? Es decir, ¿podemos encontrar de manera sencilla un conjunto de cuentas/personas en Twitter de manera que nos enteremos mejor y más rápido de qué informaciones viajan en la red de forma viral (rumores, opiniones, etc.)? Lo que hemos encontrado es que, utilizando la llamada "paradoja de la amistad" en redes sociales -el hecho de que en media tus amigos en una red social tienen más amigos que tú- podemos encontrar fácilmente personas (sensores) que tienen una "posición" en la red mejor que la mayoría de los usuarios y nos permiten conocer con antelación qué se propaga de manera viral.

P. Gracias a Internet somos y seremos más... ¿Cómo acabaría la frase?
R.
¡Seremos más red! En mi ponencia en EmTech Spain mostraré ejemplos de que la Redd y nosotros somos cada día más interdependientes, de que muchos de nuestros comportamientos provienen de la Red. Y viceversa: nosotros podemos cambiar a nuestros "vecinos" en la rRed. Hasta el punto de que quizás el objeto de estudio en muchos problemas debería cambiar: es la Red la que posee naturaleza para explicar lo que está sucediendo.
Te pongo un ejemplo: durante la huelga del pasado 29 de marzo recogimos todos los tuits sobre la huelga y en un vídeo mostramos de qué manera se intercambiaba y compartía la información a través de retuits. Así detectamos que había dos grupos claros detectados por algoritmos de búsqueda de comunidades en la red: uno a favor y otro en contra de la movilización. Y en el vídeo se ve claramente a los dos grupos luchando por un lugar en el espacio de "conversación" en Twitter. El resultado parece indicar que la red tiene vida propia...

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
SuperTigeroLIVH
Me Siento Como Diario :D
11.24.2012 10:47 (11.24.2012)
303 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Ver todos los Artículos de SuperTigeroLIVH
Calificación
1 votos
Recomiendalo