Descripción
Los niños no tienen por qué ver la discapacidad con extrañeza o como una carga

Lo que tu hijo debe saber de la discapacidad

78160196.jpg

Todos somos distintos

Si dentro de la familia se habla abiertamente de este tema y se aborda con valores de respeto hacia los demás, la convivencia de los pequeños con la discapacidad será más fácil. “Hay que informarles que en el mundo existen personas distintas, que exista un reconocimiento de esas personas, pero no como alguien que depende de mí, sino como alguien que puede aportarme algo igual que puedo aportar yo”, apunta Erika Ciénega, coordinadora de Psicología y Atención Familiar del turno vespertino del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón, Estado de México y agrega: “Los niños perciben la discapacidad en función de cómo reaccionan los adultos que los rodean: con prejuicio o con una propuesta positiva”.

Agrega que un error común es explicar la discapacidad con etiquetas, es decir, comentar a los niños que ellos son “normales” y que las personas con discapacidad no lo son. Hay que evitar un discurso de superioridad, en el que los pequeños crean que son mejores por estar sanos.

“Cuando se maneja de alguna de esas maneras, por lo general existe ignorancia, temor o falta de interés, porque son cosas que no conocemos, no entendemos y por tanto rechazamos”, advierte Erika Ciénega. Los niños pueden ser menos empáticos y no medir las consecuencias de sus palabras y sus actos, por eso es fundamental enseñarles a entender las diferencias, respetarlas y convivir con ellas.

“Desafortunadamente falta mucha sensibilidad en torno al tema de la discapacidad, pues el discurso siempre es el de ‘nosotros los normales’ porque se trata de algo cultural y todavía no aprendemos a respetar la dignidad de las personas”.

Hay que cuidar el lenguaje utilizado

La especialista comenta que para que exista este respeto y sensibilidad, la experta recomienda hablar desde muy temprano en casa sobre la discapacidad, de manera clara, abierta y sencilla. Es importante cuidar incluso el lenguaje, porque a partir de la selección adecuada de los términos y las palabras con que se explique el tema, se evitará caer en etiquetas o ideas erróneas como las que se mencionaron anteriormente.

“No es de tolerancia, porque ésta implica soportar algo que no aceptamos. Lo que hay que hacer es transmitir a los niños el respeto a las diferencias, que pueden ser tan simples como el color de ojos, la estatura, el usar lentes o no, hasta las preferencias o las capacidades motrices”.

Los niños no tienen por qué ver la discapacidad con extrañeza o como una carga, sino como parte de la realidad en la que viven, algo de lo que pueden aprender y también a lo que pueden aportar. Si desde casa se les enseñan los valores de respeto y empatía, con la convicción de que no está mal ser diferente, que nadie es mejor que los demás, poco a poco podremos construir un mundo de verdadera comprensión y amor.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Los hijos tal vez no hereden los talentos de sus padres, pero si sus valores.
06.09.2014 · De Ytobias2004
Jiang Feng se divorció de su esposa y la demandó porque, según él, su esposa le había dado los hijos más feos del mundo.
03.16.2014 · De Rosy
El neurólogo inglés, Oliver Sacks, dice que aunque el autismo es visto como una condición médica, también debería ser considerado como un modo de ser completo, una forma de identidad profundamente diferente. Si sois padres de niños autistas, repetar la forma de vivir de vuestros hijos, no importa lo…
12.09.2013 · De Chavelita
Ningún padre posee un manual para saber si la educación que le da a sus hijos es la correcta, y cuando se trata de hijos varones tampoco existen excepciones.
12.09.2013 · De wenalo
comuniquese con sus hijos
12.08.2013 · De Chavelita
Autor
Betzy
betzyvj
02.06.2013 10:07 (02.06.2013)
719 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo