Descripción
MATA A SU HIJA PARA TERMINAR SU SUFRIMIENTO.

 

Keren Shtalrid era una chica israelí de 33 años que le decía constantemente a su padre que quería morir y él no podía soportar verla sufrir tanto. Ella le pedía ayuda para morir y él se la brindó.

Keren padecía un cáncer terminal desde hacía cuatro años y había pasado por ocho operaciones; un camino lleno de dolor y desesperanza que culminó en un plan en el que padre e hija decidieron cómo sería la muerte de ella. Una noche, mientras el resto de la familia dormía, Mordejai Shtalrid -un reputadísimo doctor israelí de 66 años-, fue a ver a su hija a su habitación por última vez. Se despidió de ella, le inyectó una sustancia letal y Keren murió.

Lo que quizá ella nunca supo es que su padre se ahorcaría justo después de ayudarla a morir, siguiendo su máximo deseo. Sarah, madre de Keren y esposa de Mordejai, encontró los cadáveres a la mañana siguiente. No tenía ni idea de que esto pudiera pasar. Atendiendo a los medios de comunicación manifestó su pena infinita y el destrozo que sentía.

Sarah aseguró que Keren estaba en pleno derecho de sus facultades y que entendía que quisiera poner fin a su sufrimiento. Pero, lloraba Sarah, debería haber sido de otra forma -"ordenada" es la palabra que utilizó- y no con su padre muerto. Sus colegas de profesión en el Hospital Kaplan de Israel recuerdan la empatía total que Mordejai Shtalrid tenía con sus pacientes. La unión absoluta con su hija le hizo tomar ambas crudas decisiones.

Quedan las palabras de Mordejai despidiéndose de su familia y las de Keren: "No puedo más. Estoy harta de la vida debido a mi tremenda enfermedad. Ya no me quedan fuerzas para luchar contra este sufrimiento. Merezco una vida mejor y más agradable y por eso he perdido la voluntad y el sentido de vivir, aunque tenga todo vuestro apoyo y amor. No estoy preparada para esta vida de sufrimiento. No quiero que lo lamentéis demasiado y sólo os pido que hagáis cosas interesantes. Me voy sin tristeza. Gracias por todo".

La eutanasia, a debate

La gran conmoción causada por esta doble muerte ha abierto el debate sobre la eutanasia en Israel, un país en el que los ultra-ortodoxos son los que marcan el camino en las cuestiones éticas y atacan con fiereza las posturas más heterodoxas.

Algo parecido ocurrió en 2011, cuando un conocido periodista y locutor de radio, Adi Talmor, decidió acabar con su vida a la edad de 58 años después de ser diagnosticado con cáncer terminal de pulmón. En aquella ocasión, Talmor viajó a Suiza para poder conseguir la muerte que deseaba. Tuvo que hacerlo lejos de su tierra, en donde cualquiera que administre medicamentos para acabar con la vida de otra persona –da igual que la persona tenga una grave enfermedad y que lo autorice- es acusado de homicidio.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Las hijas de algunos famosos deportistas muestran su lado más sexy
01.29.2016 · De tugentelatina
Así es como antiguamente algunas enfermedades mentales eran tratadas. Algunos de estos tratamientos son indignantes y absurdos.
08.04.2015 · De Claudia_fb2
¿Será que las hermanas Kardashian están sufriendo la enfermedad del olvido y no se acuerdan que tienen que vestirse?
06.18.2014 · De Ytobias2004
La modelo afroamericana de 19 años Chantelle Winnie, mejor conocida como Winnie Harlow, ha ganado popularidad debido a su enfermedad, la cual la impulsado a destacar en el mundo de la moda.
05.07.2014 · De Ytobias2004
Ana Trujillo, una mujer de origen mexicano y residente en Houston, fue condenada el pasado martes por asesinar a su novio tras clavarle en la cara hasta 25 veces el tacón de 14 centímetros de sus zapatos tipo 'stiletto.
04.15.2014 · De armando
Autor
LauraX
Bienvenidos a mi perfil de tugentelatina.com, checa mis tigis
12.06.2012 13:37 (12.06.2012)
450 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Etiquetas
Recomiendalo