Descripción
Mamá, ¿Por donde nacen los bebes?

ciguena--644x362.jpg

Adiós a expresiones como «vamos a comprar un bebé» o «los niños los trae la cigüeña de París». A la hora de explicar a un niño «de dónde venimos» es mejor no utilizar un determinado tipo de frases que, según apunta Lorenza Escardó, del departamento de psicoterapia, supondrían burlarse del pequeño. «En ningún caso debemos inventarnos respuestas del tipo “el bebé sale por el ombligo de mamá”. Hay que ofrecerle una respuesta lo más realista posible pero siempre adaptada a sus conocimientos»

La mejor forma de explicarlo

Una vez observemos que el niño siente interés o curiosidad por el tema, y tras averiguar lo que sabe o cree, es el momento de explicarle la realidad, prosigue Collado. Lo mejor es ser sinceros y decir la verdad adaptándola al vocabulario del pequeño. «Dependerá de la edad que tenga el niño para ser más o menos extensos en nuestras respuestas. A un niño pequeño –menor de cuatro años- es preferible responder de forma concreta y sencilla a su pregunta y no ir más allá de las preguntas que realiza. En la medida que se hace mayor —supera los cinco años— podrá entender otro tipo de explicaciones que tengan que ver con el funcionamiento biológico interno del cuerpo masculino y femenino. Y cuando el niño supere los 8 años ya puede entender dibujos que expliciten los órganos sexuales internos y la función del óvulo y del esperma», explica.

Esta sexóloga sugiere utilizar utilizar referencias del mundo vegetal o animal que ayuden a establecer similitudes pero marcando las diferencias con los seres humanos, hablando de amor y de afectos. «Es una forma de construir desde la realidad siendo claro, conciso y sencillo en la explicación. Recordar que el niño hasta que no llega a los ocho años aproximadamente, se le escapará el entendimiento del funcionamiento del cuerpo y los órganos genitales internos pero ello no implica que antes de esa edad se le cuenten historias que nada tienen que ver con la realidad (la cigüeña o cualquier otra historia fantástica). Esa información no hará más que crear confusión y falta de entendimiento sobre la realidad del propio cuerpo», asevera. «Las palabras excesivamente técnicas hay que adecuarlas a la edad y no dar toda la información sexual que sabemos en unos pocos minutos. Ser concisos y no colapsar con información que, aún a un adulto, podría resultar pesada o difícil de comprender», resume.

Eso sí, insiste la profesora de la Udima, «nunca mentirle ni engañarle con metáforas como la de la cigüeña, en cuanto el niño haga sus propias averiguaciones y vaya madurando y creciendo, la confianza que ha depositado en nosotros se verá vulnerada al descubrir que no le hemos dicho la verdad».

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Santiago, un bebe colombiano de ocho meses, se ha convertido en el primer niño en someterse a una estricta dieta al alcanzar los 21 kilos de peso.
03.19.2014 · De Javier
De hecho, no solo contienen la respiración sino que realizan movimientos como si nadaran y todo como parte de un reflejo.
12.30.2013 · De wenalo
Como adultos a menudo tratamos de proteger a nuestros niños de la angustia, poniendo cara de felicidad luego de una experiencia negativa.
11.07.2013 · De ismael
Fotos de Bebes y sus travesuras.
09.24.2013 · De elenita
Es importante que tengamos en cuenta qué juguetes son necesarios para nuestros niños y cuáles será mejor evitar.
09.11.2013 · De alicia
Autor
Betzy
betzyvj
02.07.2013 12:56 (02.07.2013)
1195 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo