Descripción
Naturalmente somos buenos o malos?

¿Somos naturalmente buenos?

San Agustín, filósofo romano del siglo IV, decía que nacemos con el pecado original y sólo nos puede salvar un poder divino. Thomas Hobbes, filósofo inglés del siglo XVI, menciona que somos seres salvajes y egoístas, y que nuestra rendición está en el contrato social. Jean-Jacques Rousseau, Ilustrado del siglo XVIII, argumenta que nacemos buenos y preocupados por el otro.

Es un tema recurrente en la historia del hombre.

Ahora, un estudio reciente y publicado en Narute, recopiló información sobre la naturaleza humana, no bajo un marco filosófico, sino a través de la ciencia. La investigación se hizo en colaboración de las universidades de Harvard y Yale, interesadas en saber si nuestro impulso es ser egoísta ó cooperar.

El foco de estos dos instintos se explica por dos mecanismos: intuición y reflexión. La intuición es casi siempre automática y sin esfuerzo, llevando a acciones que ocurren dentro de las razones. La reflexión, es un acto consciente que identifica posibles comportamientos, midiendo la relación de costo-beneficio para decidir.

Este proceso dual puede resumir la complejidad de la naturaleza humana en una sola pregunta: ¿Qué comportamiento, egoísmo o cooperación, es intuitivo y cuál es un reflejo racional? En otras palabras ¿Cooperamos cuando superamos nuestro egoísmo racional con autocontrol ó debemos actuar de forma egoísta cuando se anulan los impulsos intuitivos de cooperación en el interés propio?

Para responder las preguntas, los investigadores distinguieron intuición de reflexión: las personasintuitivas operan rápidamente en áreas donde los reflexivos operan más despacio. Cual sea la tendencia, egoísta o cooperativa, la intuición predomina cuando las personas actúan rápidamente, y suelen estar más alineadas con la naturaleza básica humana.

Así, se hicieron 5 estudios con 834 participantes, donde se usaron dos paradigmas: el ?dilema del prisionero? y ?el buen juego público?. Cada paradigma consistió en un grupo donde los integrantes debían decidir entre actuar egoístamente para maximizar el beneficio individual a cuestas del equipo, o cooperar y maximizar los beneficios del equipo a cuesta del individuo.

El resultado fue impresionante, pues en cada estudio las decisiones rápidas se tomaron en pro de la cooperación, y las reflexivas en pro del egoísmo, lo que sugiere que nuestra primera acción es cooperar, y somos fundamentalmente buenos.

De esta forma se puede inferir que nuestras decisiones, a primera instancia, son para un bien común, pero en los azares de nuestro raciocinio, la tendencia humana siempre será el bien individual.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Una ayuda para los que no han comenzado sus compras!
12.21.2011 · De ismael
Autor
tigero1
Bienvenido a mi perfil, te invito a que leas mis Tigis y dejes tus comentarios!!!!
12.07.2012 11:07 (12.07.2012)
546 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo