Descripción
No halla relación entre uso materno de antidepresivos y retraso del crecimiento infantil "Estudios"

A pesar de la preocupación de que el uso de antidepresivos en el embarazo pueda alterar el crecimiento y el desarrollo del bebé, un estudio pequeño revela que no existen diferencias de talla en el primer año de vida entre los bebés que estuvieron o no expuestos a una clase de fármacos conocida como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS).

Los ISRS, que incluyen a la fluoxetina (Prozac) y el citalopram (Celexa), están asociados con el riesgo de tener un parto prematuro y un bebé con bajo peso al nacer. Pero se desconoce qué efecto produce en el crecimiento infantil.

 

"Es un hallazgo que tranquiliza porque cuando se tiene una enfermedad en el embarazo, la mujer quiere saber qué efecto tendrá la enfermedad y los medicamentos que se utilicen", dijo la autora principal, doctora Katherine Wisner.

La depresión sin tratar tampoco pareció influir en el crecimiento infantil, según agregó Wisner, directora del Centro Asher para el Estudio y el Tratamiento de los Trastornos Depresivos de la Northwestern University.

La experta explicó que eso es muy importante porque el crecimiento de un bebé es más rápido durante el primer año de vida y es lo que determina el patrón de crecimiento para el resto de la vida.

En American Journal of Psychiatry, el equipo de Wisner publica los detalles del seguimiento realizado a 97 embarazadas sin depresión, a 46 embarazadas que tomaban antidepresivos y a 31 con depresión sin tratamiento farmacológico. Los autores midieron y pesaron cuatro veces a sus bebés en el primer año.

 

Casi el 20 por ciento de las embarazadas tratadas con ISRS tuvieron un parto prematuro (antes de las 37 semanas de gestación), comparado con el 10 por ciento de las mujeres con depresión, pero sin tratamiento, y el 5 por ciento de las mujeres sin depresión, lo que coincide con estudios previos.

Aun así, ni la depresión ni el uso de ISRS estuvieron asociados con el bajo peso al nacer, una talla menor o una circunferencia de cabeza más pequeña a las dos semanas de vida y a los tres, seis y 12 meses.

"Este es un buen estudio, con algunas limitaciones relevantes, pero propias de este tipo de investigación", dijo el doctor Richard Shelton, psiquiatra especializado en antidepresivos y embarazo de la University of Alabama, en Birmingham, y que no participó del estudio.

Shelton señaló que si hubiese surgido una relación entre los fármacos y el crecimiento infantil, sería difícil poder atribuirla a los antidepresivos porque las mujeres con depresión que los utilizan y las que no tienden a ser distintas, lo que también podría influir en el resultado del embarazo.

Es que, por un lado, las personas a las que se les indican los fármacos suelen tener depresión grave y, por otro lado, suelen tener otras enfermedades, como obesidad, que agravan la depresión.

Usar o no antidepresivos durante el embarazo sigue siendo una decisión personal de cada mujer, por lo que Wisner recomendó conversar con el médico y analizar los riesgos y los beneficios en cada caso.

El Instituto Nacional de Salud Mental financió el estudio. Wisner declaró haber recibido subsidios de investigación de Pfizer, que comercializa antidepresivos.

 

 

Fuente:terra.com.mx

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
En el ejercicio, hombres y mujeres coincidieron con esto: 10 es el número ideal para toda la vida.
01.28.2016 · De tugentelatina
Mira el antes y después de estas estrellas infantiles
07.31.2015 · De Claudia_fb2
Facebook estuvo realizando experimentos psicológicos con al menos 689 mil perfiles sin pedirles permiso o darles una advertencia para analizar su comportamiento.
07.02.2014 · De Ytobias2004
Según un estudio por investigadores de la Universidad de Mayo, en Estados Unidos, la falta de habilidad para escribir apropiadamente podría ser considerada una discapacidad del aprendizaje tal como la dislexia.
12.02.2013 · De Chavelita
Los niños de hoy no pueden seguir el ritmo de sus padres. Un análisis de estudios hechos a millones de niños en todo el mundo encontró que no corren tan rápido ni tan lejos como sus padres cuando eran jóvenes.
11.20.2013 · De wenalo
Autor
04.10.2013 13:11 (04.10.2013)
456 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo