Descripción
Para encontrar el amor detrás de un algoritmo en internet "Los 10 secretos"

 

Esto no era parte del plan. A los 30 años seguía soltera y no tenía ningún buen candidato.

Me uní a varios sitios de citas y decidí que saldría con quien me lo pidiera, siempre y cuando no pareciera aterrador.

Las dos primeras citas fueron cómicamente malas. El primero era un adicto a la marihuana que se marchó sin pagar ni una fracción de la cuenta y el segundo un carpintero que se hacía pasar por ortopedista.

Entendí que los algoritmos que los sitios de citas usan son ineficientes en gran parte porque se basan en datos que los usuarios generan. La mayoría tendemos a responder las preguntas de un perfil de manera aspiracional o, en mi caso, rápida y breve. Si se introducen malos datos en una base de datos, el sistema arrojará malos resultados, lo que podría arruinar al mejor de los algoritmos.

Descubrí que mi perfil en línea era el culpable de que tuviera citas malas. Ni siquiera había pensado lo suficiente acerca de mi público. ¿A quién estaba buscando en realidad? ¿Y quién me estaba buscando a mí?

Primero, hice una lista de las 72 características que tendría "mi esposo ideal”. Contemplaba de todo, desde "le gusta el jazz, pero solo el jazz de la década de 1920 hasta finales de 1940" hasta "tiene que pesar 10 kilos más que yo en todo momento". Luego asigné puntajes a las 72 características de la lista, según su importancia. (Por ejemplo, que le gustara su trabajo era el doble de importante que su gusto por el jazz.). Decidí que me negaría a salir con cualquiera que acumulara menos de 700 puntos en mi sistema.

También quería saber todo lo que pudiera acerca de mi competencia, así que inventé 10 perfiles de arquetipos masculinos y me hice pasar por ellos durante un mes. Durante ese periodo interactué con 96 mujeres que eran mi competencia y estudié sus métodos.

Lo que descubrí acerca de quienes tienen citas en línea exitosas fue impresionante y representa las cosas que veo que la gente hace en otros ámbitos de internet.

Entre lo más notable: los perfiles populares usaban lenguaje aspiracional, descripciones breves y generales y mentían acerca de algunas características físicas (aunque no en las que estás pensando).

Desde el principio recurrí al análisis cualitativo y cuantitativo del lenguaje. Pude ver claramente que los perfiles más exitosos eran los que parecían despreocupados, juveniles y espontáneos.

Los perfiles con mejores resultados eran breves y solo daban suficiente información como para incitar el interés de alguien. En mi caso, había escrito casi 900 palabras; un tratado, lo cual me dejó entre el peor 10% del universo que estudié.

Lo que me impresionó fue la cantidad de mujeres que parecían estar mintiendo acerca de su estatura. Todas las mujeres con las que interactué se incluían en el rango entre 1.55 y 1.60 metros, pero la estatura promedio de las estadounidenses (donde realicé mi proyecto) es de 1.62 m. Aunque no es imposible que el 100% de esas mujeres estuviera por debajo del promedio, es estadísticamente improbable.

Las mujeres más populares eran amistosas y asertivas, y al comunicarse con mis perfiles masculinos usaban mensajes casuales que empezaban con frases como: “¿Qué hay?” u “Hola” y continuaban con “Me gusta que tú... [algún detalle del perfil]. También me interesa [detalle]”.

Cuando acabé mi experimento, me diseñé un superperfil. Era yo, solo que optimizada para atraer a la mayor variedad posible de hombres.

Después de ampliar mi búsqueda geográfica a un radio de 160 kilómetros, encontré a Brian. Salimos durante meses y finalmente le mostré mi lista de 72 puntos y le expliqué mi experimento. Sonrió y dijo que no esperaba menos de mí. Cuando nos casamos prometió seguir obteniendo el puntaje más alto posible por el resto de nuestra vida.

Las reglas de Amy para las citas en línea:

1. Usa lenguaje aspiracional

Redacta con un lenguaje que deje ver tus aspiraciones, positivo y optimista. Habla en general de tus deseos, sueños y pasiones, siempre y cuando no sean temas controvertidos. Mantén un tono abierto y ligero.

2. Escribe brevemente

Procura que tus perfiles sean breves y concisos, de entre 90 y 100 palabras, más o menos tres oraciones. Elige cuidadosamente tu lenguaje. Si no eres bueno para escribir, piensa en las palabras clave y las ideas que quieres transmitir y pídele ayuda a un amigo.

3. Usa fotos impresionantes

Las fotos deben ser exclusivamente de la cintura para arriba, a menos que tengas piernas estupendas. En ese caso está bien que incluyas una o dos fotos de cuerpo completo en tu galería. La mayoría de las fotos deben ser de cerca, que resalten tu cara. Mira directamente a la cámara y no finjas una sonrisa. En vez de eso, trata de reír antes de que tomen la foto.

4. No trates de ser gracioso

Si quieres recurrir al humor, escribe lo que planeas decir y muéstralo a tus amigos o compañeros de trabajo. Haz que lo lean en voz alta. Dicho con tu tono de voz e inflexión puede ser muy gracioso, pero en boca de tus amigos podría perder la gracia o incluso ser ofensivo.

5. No des detalles

Evita mencionar comediantes, espectáculos, libros, músicos o películas en específico a menos que sean atributos importantes en tu lista. Puedes hablar en general acerca de tus gustos y a la vez ser lo suficientemente específico como para sonar interesante.

6. Evita la controversia

Si crees que hay algo en tu vida que podría ser controversial o sujeto a una forma de interpretación que te ponga en desventaja, no lo incluyas. Me refiero a si fuiste activista o político, no a si estuviste en prisión.

7. Sé discreto con tus logros (al menos al principio)

Si ganaste un Pulitzer, escalaste el Everest o por alguna razón posees un jet, es genial, pero no lo compartas en línea. Esta es la clase de detalles sobre los que se habla en la segunda cita. Si conocieras a alguien en una fiesta, ¿tu primer tema de conversación sería tu currículo? Entonces no actúes así en línea.

8. Coquetea sabiamente

Ten cuidado con los coqueteos en línea, ya que es muy fácil parecer demasiado agresivo demasiado pronto. La mejor forma de coquetear es interesarte profundamente en lo que tu cita dice y dedicarle toda tu atención. Nos sentimos halagados cuando la gente nos pone atención. Haz preguntas atentas. Interésate en la conversación. Sé entusiasta. Si no usarías una frase vulgar en persona, no la uses en línea.

9. Aplica la regla de las 20 horas

Si alguien te envía un mensaje instantáneo mientras te encuentras en línea, respóndele si quieres. Pero si no estás conectado en ese momento, espera entre 20 y 23 horas después de los primeros mensajes antes de ponerte en contacto a través de un correo electrónico. Descubrí que quienes tienen citas exitosas esperaban ese periodo, y por ello parecían dispuestos sin llegar a desesperados.

10. No actúes como acosador

Evita enviar mensajes cuando la mayoría de la gente duerme, aunque tengas insomnio. Espera a que sean horas hábiles o justo después de la cena.

 

Fuente:cnn.com.mx

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Participa, tu presencia es importante
06.26.2015 · De aquila
Muchas gracias a la comunidad latina del mundo!!!
05.10.2015 · De aquila
Un poema sencillo, que canta a las cuatro estaciones de la vida...
03.27.2015 · De aquila
Una historia de amor diferente, la tercera parte de un zaga diferente ...
03.16.2015 · De aquila
¿Qué prefiere leer la gente?
03.04.2015 · De aquila
Autor
04.05.2013 13:21 (04.05.2013)
342 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo