Descripción
Pinturas sobre el malestar social, la pobreza y el Tea Party

En The Triumph of Poverty (El triunfo de la pobreza) de Nicole Eisenman (Verdún-Francia, 1965) un grupo de personas hambrientas y olvidadas esperan a la nada en un paisaje rural estadounidense: un niño africano desnutrido, un hombre de traje y con chistera —con los pantalones bajados y las nalgas en la parte delantera del cuerpo— y una mujer parcheada conduciendo un coche decrépito son alguno de los personajes de una comitiva decadente que versiona el cuadro del mismo título que pintó en el siglo XVI el artista alemán del renacimiento Hans Holbein el Joven (1497-1543) y que casualmente no se conserva más que en reproducciones posteriores de otros autores.

6821-711-550.jpg

Nicole Eisenman / MATRIX 248, en el Museo de Arte de la Universidad de Berkley (California - EU) hasta el 14 de julio, recorre la carrera de la artista desde el año 2009 hasta ahora y revela una colección de obras de contenido social influidas por estilos tan diferentes como el regionalismo estadounidense, el impresionismo, el renacimiento italiano y el expresionismo alemán.

Residente en Nueva York, la autora le da un giro a los temas clásicos para actualizarlos con preocupaciones y símbolos contemporáneos. La muestra se centra en una selección de pinturas y obras sobre papel que tienen como fondo la inestabilidad política y la desigualdad social y económica pero relegan a un segundo plano los grandes temas geopolíticos ydan protagonismo a la condición humana, al drama individual tras las grandes decisiones.

Monotipos de personas llorando

Crítica durante los años de gobierno de George W. Bush, Eisenman tornó su obra hacia el descontento social durante el mandato del expresidente de Estados Unidos iniciador de las guerras de Irak y Afganistan. La primera serie de trabajos de carga psicológica que realizó se compone de expresivos monotipos de personas llorando, después llegaron obras como El triunfo de la pobreza (2009) y Tea Party (2011), en la que cuatro individuos permanecen en un búnker, desconectados de la realidad y preparados para un supuesto e inminente apocalipsis.

En 'Tea Party' cuatro individuos esperan al apocalipsis metidos en un búnkerCon la intención de aliviar el desánimo que le producían estos trabajos, Eisenman comenzó a alternarlos con pinturas de patios y terrazas de cervecerías de Berlín y del barrio neoyorquino de Brooklyn en una influencia clara de las escenas que Renoir y Degas pintaban de los cafés parisinos. Las pinturas y los grabados —atemporales salvo por lossmartphones colocados sobre las mesas— delatan la mezcla romántica de estilos que enriquece el lenguaje artístico de la autora, a ratos cercano al arte popular y al cómic.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
beyonce
Todo llega a quien sabe esperar
05.26.2013 13:46 (05.26.2013)
406 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo