Descripción
Por qué el Chapo Guzmán era el hombre más buscado del mundo

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera nació en 1957 en La Tuna, humilde localidad del municipio sinaloense de Badiraguato, donde vendía naranjas. Llamado «El Chapo» por pequeño («de los pies a la cabeza es bajito de estatura», lo describe el narcocorrido que le dedicara El Potro de Sinaloa), apenas alcanza 1,55 metros de estatura. Sobrino de Pedro Avilés Pérez, pionero en el narcotráfico en Sinaloa a finales de los sesenta, Guzmán personifica la transición entre los viejos narcotraficantes, “rancheros con cierto arraigo social”, y los actuales “asesinos entrenados en tácticas militares” que cuentan con economistas y abogados para blanquear sus negocios y burlar la ley.

El prontuario de «El Chapo» arranca hace más de un cuarto de siglo, al asociarse con Miguel Ángel Félix Gallardo, «El Padrino», uno de los jefes del cártel de Guadalajara. Tras la captura de éste en 1989, el cártel se divide y sus sobrinos, los hermanos Arellano Félix, establecen el cártel de Tijuana, mientras que Guzmán funda junto a Héctor «El Güero» Palma el cártel de Sinaloa. La violenta rivalidad entre clanes culmina en 1993 con un tiroteo en el aeropuerto de Guadalajara, entre cuyas víctimas está el cardenal Posadas Ocampo. La repercusión de esa muerte estrecharía el cerco sobre «El Chapo», quien semanas después era detenido en Guatemala. Deportado en 1995, es trasladado a la cárcel de Puente Grande (Jalisco), de donde en enero de 2001 se da a la fuga escondido en un camión de lavandería, tras haber sobornado a autoridades y custodios.

capos-Chapo-Guzman-sueno-Unidos_TINIMA20

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, era un don nadie el mediodía del 19 de enero de 2001, cuando ascendió tres niveles metido en un carro de lavandería, cubierto por una sábana y un colchón, y cruzó el umbral del estacionamiento –o la puerta principal, como indicó otra versión– del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco.

No tenía fama, prestigio ni fortuna. No como ahora. De su vida no se desprendía nada bueno para los cuartetos de un narcocorrido: un tipo regordete y sin estatura que no supo impedir su detención en las aguas del Suchiate, en la frontera entre México y Guatemala, que fue arrastrado por el agente de migración que dio con él, incapaz de dar un solo tiro en su defensa y entregado a la policía mexicana como un costal de carne.

Un señor dado a la melancolía que cuando apareció esposado, levantó la cara para mirar fijo a las cámaras. Un “narquillo” de la sierra que había sido detenido como chivo expiatorio del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, ocurrido el 24 de mayo de 1993. Un capo peligroso, sí; con cierto control del trasiego de cocaína a Estados Unidos, pero tan de medio pelo que se le podía detener el impulso. Como quiera, al salir del penal, estaba sin ropa de civil y toda la libertad por delante.

Joaquin-Chapo-Guzman-Loera-en-el-penal-L

¿Lograría este ser convertirse en el más buscado, más rico y más poderoso? Han pasado 13 años desde que emprendió el subterfugio y desde entonces, no se encuentra un minuto inútil en su biografía. Nadie lo ha visto; pero ha dejado de ser un don nadie. Hoy es la pieza clave de los narcocorridos. Y de las búsquedas de instancias de seguridad tanto en América como en Europa y Oceanía.

Desde entonces, Guzmán y su lugarteniente, “El Mayo” Zambada, se enfocarían en recomponer alianzas y recuperar territorios; por las buenas o, casi siempre, por las malas. Sus enfrentamientos a tiros con el cártel de Juárez de los hermanos Carrillo Fuentes y con los hermanos Beltrán Leyva, antiguos socios, lo llevarán a perder un hijo, Édgar, y un hermano, Arturo, además de otros seis familiares directos.

Mientras algunos de sus supuestos hijos hacían gala en las redes sociales de una vida de lujo, «El Chapo» ha vivido todo este tiempo oculto entre las sierras de Durango, Sinaloa y Chihuahua, «durmiendo en piso, en la cama, de techo a veces las cuevas», desde donde controlaba la mayor organización criminal del mundo.

Estuvo a punto de ser capturado en 2004, pero una llamada de alerta le permitió eludir por segundos la llegada de cien soldados a un rancho de Sinaloa. También fue localizado en 2007, cuando celebraba en Canelas(Durango) su boda con una joven belleza local, pero iba tan protegido que el Ejército no intervino.

Envuelto en leyenda, con poderes certeros o inverosímiles, cada año de su libertad, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, ha avanzado en la fortificación de una holding del narcotráfico, con franquicias y laboratorios que se expanden en Estados Unidos, Europa y a últimas fechas, en Asia, en Hong Kong.

-¿Qué se hace con la libertad?

Pese a la Guerra de Calderón, “El Chapo” siguió libre y cada vez más fuerte. La descripción de sus rutas, escapando de las fuerzas armadas y de todo, se arma desde muchas fuentes. Wikileaks difundió el año pasado, que el ex Secretario de la Defensa Nacional, el General Guillermo Galván Galván, dijo a diplomáticos estadounidenses que Guzmán Loera era capaz de ir y venir entre 10 y 15 sitios en el planeta para evitar su captura. Dijo también que su alrededor, hay 300 hombres y mujeres.

derroto-a-osama1.jpg

De acuerdo con información pública de la Comisión del Crimen de Estados Unidos, “El Chapo” logra escabullirse mediante el asesinato de funcionarios públicos, así como el control a distancia de pueblos, ciudades y estados en México. Lo mismo hace en pequeñas poblaciones en América del Sur, Estados Unidos y Australia.

-Mil rostros

Un perfil criminológico elaborado por expertos para la PGR en 2005 pone al “Chapo” Guzmán como un tipo “seductor, espléndido y protector”. El diagnóstico dice que es capaz de generar “círculos de confianza” y con ello, garantiza el éxito de la estructura mediante la identificación y permanencia.

Dice también esa ficha –una de las primeras que se hicieron tras su fuga- que no es indulgente con sus detractores y no vacila en romper alianzas. Dentro del grupo, este factor no le pesa. “El Chapo” se comporta solidario con todos al grado que infunde “temor reverencial” y es difícil que alguien se le muestre rebelde. O lo contradiga.

En cuanto a la venganza, parece seguir aquello de que es un plato que se sirve frío y se come despacio. “Una de sus fortalezas es la tolerancia a la frustración, por lo que la venganza no es un hecho que ejecute con la inmediatez de una persona impulsiva. Su respuesta es calculada, pero insistente”.

¿Cómo hace daño “El Chapo”? La PGR mantiene documentado que lo hace a cuenta gotas, a sorbitos, mediante las debilidades de sus adversarios para producir el mayor efecto posible hasta acabarlos después de un largo sufrimiento.

Dice el perfil que en su realidad interna no existe la culpa porque se reconoce a sí mismo como un líder de buenos sentimientos, de modo que su rol en la organización criminal es de autor, pero sin necesidad de la operación directa, lo que lo mantiene a salvo.

Hay otro perfil. El de su personaje. Aunque en las instancias gubernamentales de México y Estados Unidos su ficha arroja que es un hombre violento, sicario improvisado, capaz de cazar personas como a venados, la población en Sinaloa, el estado de donde se fue ya adulto, tiene la imagen de un hombre más proclive a la negociación que al arma. Esa es otra habilidad para de su poderío. Lo piensan así académicos de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

-Ni Al Capone

Después del asesinato de Osama Bin Laden, líder de la organización Al Qaeda, “El Chapo” pasó a ocupar el puesto número uno en las listas de los hombres más buscados por las agencias internacionales de seguridad.

The Guardian, uno de los diarios más importantes del Reino Unido, estimó en un editorial que no había duda que Guzmán Loera ocupara tal sitio, por encima de personajes como Semion Mogilevich, jefe de la mafia rusa; Félicien Kabuga, uno de los responsables del genocidio en Ruanda o Matteo Messina Denaro, líder de la Cosa Nostra italiana.

Ya la revista Forbes había calculado su fortuna en 2009 en más de mil millones de dólares y lo había puesto en su listado tradicional sobre las personas más acaudaladas del planeta. Ahí permaneció año tras año hasta 2013 cuando la publicación dejó de incluirlo. La consideración de ese equipo editorial en la elaboración de la lista, son fortunas mayores a mil millones de dólares, por lo que se supondría que “El Chapo” ha perdido dinero en estos últimos años.

chapo-busqueda.jpg

No son las únicas listas en las que se ha colocado a la cabeza. Desde febrero del año pasado es considerado “el enemigo público número uno” de la historia de Chicago, por encima de Al Capone, quien construyó su fama a través del tráfico de licor, cuando éste estaba prohibido.

“Ningún criminal merece este título más que Guzmán Loera, por su poder nefasto y crueldad despiadada… Comparado con ‘El Chapo’, Al Capone parece un aficionado”, indicó en febrero del año pasado, el presidente de la Comisión del Crimen, J.R. Davis.

de un decomiso masivo en un laboratorio de metanfetaminas, en la ciudad de Guangdong Lufeng.

De modo que el poderío de “El Chapo” abarca los vértices del triángulo Asia Pacífico-México-Estados Unidos, lo mismo por el cielo que por mar y tierra; lo mismo en vuelos comerciales que en barcos pesqueros, lo mismo a caballo, narcotúneles, catapultas que en autos todoterreno.,

De “El Chapo” mexicano hay noticias en casi todo el mundo. La revista alemana Der Spiegel publicó en julio de 2008 que un vuelo comercial se vio obligado a aterrizar debido a fallas en el sistema hidráulico. La policía española relató que a bordo de la nave había media tonelada de cocaína. Viajaban tres venezolanos, entre ellos, Carmelo Vásquez Guerra, presunto colaborador del líder del Cártel de Sinaloa.

El diario español El País consideró este año que es España el país que “El Chapo” seleccionó para hacerse del negocio en Europa. El hecho en el que se basan las autoridades del país ibérico es la incautación de un cargamento en la costa sur del buque mercante Nikolai, con 373 kilogramos de cocaína, así como la detención ahí mismo de cuatro sinaloenses.

Con todo, “El Chapo” es buscado. El gobierno de Enrique Peña Nieto mantiene la recompensa de hasta 30 millones de pesos para quien logre atraparlo. En tanto, el FBI, la conserva en cinco millones de dólares. No deja de flotar la pregunta de por sigue tan libre como al principio.

-Un negocio alterno

Si bien, él mismo ha construido un imperio empresarial en la oscuridad del ejercicio de la ley, sobre su ser hay otro negocio: el narcocorrido.

Es él quien cuenta con más corridos sobre su leyenda, superior al “Mochomo” (Beltrán Leyva, del que habrá cientos) y Amado Carrillo (El Señor de los Cielos, con otros cientos) o Rafael Caro Quintero, detenido en 1985 en Costa Rica y liberado el año pasado (unas decenas).

Los 13 años de escapatoria es un periodo durante el cual se ha generado una industria calculada en millones de pesos con la venta de discos y reproducciones en el canal de YouTube. Hay más de un millón de piezas musicales que lo aluden y son escuchadas desde El Pacífico en Sinaloa hasta La Patagonia en Argentina.

No todos lo exaltan, algunos indican que por él se inició una guerra absurda. Otros niegan su existencia. Algunos más reniegan del estereotipo que generó para el sinaloense. Otros ponen en duda el poderío que se le adjudica. Pero la generación de composiciones musicales no cesa, basada en lo que publican los diarios, las revistas, o lo que los mismos compositores conocen.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Las primeras señales aparecieron hace algunas semanas, en carteles colgados de puentes o amenazas escritas en papeles junto a cadáveres en calles o carreteras. Luego hubo emboscadas y asesinatos múltiples. Después surgieron grupos armados en varios pueblos que desterraron a quienes controlaban el te…
05.28.2013 · De armando
Guatemala relativiza el informe sobre presunta muerte del 'Chapo'
02.23.2013 · De nacho
Autor
02.22.2014 15:18 (02.22.2014)
1569 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo