Descripción
Porqué es Jesucristo Nuestro Salvador y no Lucifer?

Concilio en los Cielos

Antes de que naciéramos en la tierra, vivíamos en la presencia de nuestro Padre Celestial como Sus hijos espirituales. En esta existencia premortal, asistimos a un concilio' con los otros hijos espirituales del Padre Celestial. En este concilio, el Padre Celestial presentó Su gran plan de felicidad . El plan de felicidad es conocido en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días como el Plan de Salvación.  Cuando el Padre Celestial presentó el plan de felicidad en el concilio, también explicó la creación, la caída y la expiación.

En armonía con el plan de felicidad, Jesucristo premortal, el Hijo Primogénito del Padre en el espíritu, convino a ser el Salvador .A los que siguieron al Padre Celestial y a Jesucristo se les permitió venir a la tierra para experimentar la mortalidad y el progreso hacia la vida eterna. Esto significa que todos los que ahora existen en la tierra, los que existieron en el pasado, o los que vivirán en esta tierra en el futuro aprobaron de común acuerdo el plan de felicidad, y sostuvieron a Jesucristo como el Salvador del mundo. Lucifer, otro hijo espiritual de Dios, se rebeló contra el plan "y pretendió destruir el albedrío del hombre" . Él se convirtió en Satanás, y él y sus huestes fueron echados del cielo y se les negó los privilegios de recibir un cuerpo físico y experimentar la mortalidad .

Y yo, Dios el Señor, le hablé a Moisés, diciendo: Ese Satanás, a quien tú has mandado en el nombre de mi Unigénito, es el mismo que existió desde el principio; y vino ante mí, diciendo: Heme aquí, envíame a mí. Seré tu hijo y redimiré a todo el género humano, de modo que no se perderá ni una sola alma, y de seguro lo haré; dame, pues, tu honra.
Pero, he aquí, mi Hijo Amado, que fue mi Amado y mi Escogido desde el principio, me dijo: Padre, hágase tu voluntad, y sea tuya la gloria para siempre.
Pues, por motivo de que Satanás se rebeló contra mí, y pretendió destruir el albedrío del hombre que yo, Dios el Señor, le había dado, y que también le diera mi propio poder, hice que fuese echado abajo por el poder de mi Unigénito;
Y llegó a ser Satanás, sí, el diablo, el padre de todas las mentiras, para engañar y cegar a los hombres y llevarlos cautivos según la voluntad de él, sí, a cuantos no quieran escuchar mi voz . 

¿Qué es la Creación?

Ahora, la tierra estaba lista para la creación más importante: el género humano. Nuestros espíritus recibirían cuerpos de carne y sangre para que pudieran vivir en la tierra. “Y yo, Dios, dije a mi Unigénito, el cual fue conmigo desde el principio: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y fue hecho…” . Y así fueron formados el primer hombre, Adán, y la primera mujer, Eva, y se les dieron cuerpos semejantes a los de nuestros padres celestiales. “…a imagen de Dios los creó; varón y hembra los creó”. Cuando el Señor hubo terminado Sus creaciones, se sintió complacido y supo que Su obra era buena, y descansó por un tiempo.

¿Qué es la Caída?

En el jardín de Edén, Dios mandó: “De todo árbol del jardín podrás comer libremente, mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás. No obstante, podrás escoger según tu voluntad, porque te es concedido; pero recuerda que yo lo prohíbo, porque el día en que de él comieres, de cierto morirás”. Debido a que Adán y Eva transgredieron este mandamiento y comieron el fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, fueron expulsados de la presencia del Señor. En otras palabras, experimentaron la muerte espiritual; además, llegaron a ser mortales, es decir, quedaron sujetos a la muerte física. Esta muerte espiritual y física se denomina la Caída.

¿Qué es la Expiación?

Tal y como se utiliza en las Escrituras, expiar consiste en padecer el castigo por los pecados, con lo cual se eliminan los efectos del pecado y el pecador arrepentido puede reconciliarse con Dios. Jesucristo fue la única persona capaz de llevar a cabo la Expiación por toda la humanidad. Gracias a Su Expiación, todas las personas resucitarán y quienes hayan obedecido Su Evangelio recibirán el don de la vida eterna con Dios.

¿Qué es El Albedrío?

El albedrío es la capacidad y el privilegio que Dios nos da de escoger y actuar por nosotros mismos. El albedrío es esencial en el Plan de Salvación. Sin él no podríamos aprender, ni progresar, ni seguir al Salvador. Con él, somos libres “para escoger la libertad y la vida eterna, por medio del gran Mediador de todos los hombres, o escoger la cautividad y la muerte, según la cautividad y el poder del diablo”.

:
Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
En Estados Unidos, un grupo satánico reveló el diseño para una estatua de Satán de más de dos metros de altura, la misma que se busca sea colocada en el Capitolio de Oklahoma y sustituir un momento a los Diez Mandamientos que fue ubicado en 2012.
01.10.2014 · De wenalo
El relato de esta historia nos enseña que obtendremos si elegimos seguir a Jesucristo.
09.30.2013 · De wenalo
Una joven de 19 años que padecía anorexia nerviosa falleció en Argentina tras negarse, al igual que su madre y su abuela, a recibir el tratamiento médico
07.01.2013 · De luciana
El presidente de la República, Nicolás Maduro, obsequiará al papa Francisco I retrato del Libertador Simón Bolívar, durante su próxima visita al Vaticano. El papa Francisco I, recibirá el próximo 17 de junio en audiencia privada en el Vaticano al jefe de Estado venezolano. Se trata de la primera vis…
06.14.2013 · De SuperTigeroLIVH
Orar a Dios tiene efectos directos en las emociones de los creyentes ya que las personas que rezan encuentran un alivio concreto en los momentos difíciles de su vida.
06.02.2013 · De luciana
Autor
09.30.2013 07:00 (09.30.2013)
689 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo