Descripción
Premiado Celler hermanos Roca

germans-roca.jpg

El Celler de Can Roca fue fundado por los hermanos Joan, el mayor y el que está al frente de los platillos salados, Josep, uno de los sommeliers más reconocidos del planeta, y Jordi, el menor, el artista detrás de los manjares dulces. Estos tres hermanos tienen personalidades y aptitudes completamente distintas, pero que confluyen, como ellos mismos lo describen, en un universo de armonía y fraternidad.

Joan, Josep y Jordi nacieron en las afueras de Girona. Abrieron el Celler en 1986, junto al pequeño local donde sus padres servían (y aún sirven) menús económicos. Una puerta separaba dos mundos y dos generaciones. Desde un inicio estuvieron influidos por la comida mediterránea, aunque sin cerrarse a incorporar recetas e ingredientes de otras culturas y latitudes.

A pesar de su éxito, no han olvidado sus orígenes. "Mi padre conducía un autobús de línea y un día vio un cartel de un local en venta y decidió abrir allí Can Roca. (…) simplemente porque pensó que estar cerca de una fábrica y frente a una parada de autobús era garantía de que habría clientes", explica Joan a la reportera Cristina Jolonch.

Hoy día, los hermanos Roca son un fenómeno. Son la excepción en un mundo en que los negocios familiares suelen venirse abajo por intrigas o malos entendidos.

 

Joan, la mente maestra

El hermano mayor es también el chef e investigador del restaurante. En su cocina se combinan técnicas culinarias tradicionales y los últimos conocimientos. El Celler de Can Roca es un referente internacional de los métodos culinarios más novedosos. Pero para Joan no todo es técnica y ciencia: también hay juego en sus creaciones, que él mismo describe como “imaginativas y lúdicas”.

Joan es el único de los hermanos que vive encima del restaurante, junto con su esposa y sus dos hijos. El local se conecta con su mundo privado mediante un pasaje secreto. Quizá por esta razón es quien abre el local a primera hora de la mañana, quien recibe los productos frescos que llegan de los proveedores, y quien da la bienvenida a David Vives, uno de los jefes de cocina.

 

Jordi, el repostero

El hermano menor es la mente creativa detrás de los postres que se sirven en el Celler. Es además quien añade los toques de frescura al restaurante. Todo menos pretencioso, a Jordi no le gusta encontrarle explicaciones o “porqués” a sus creaciones. “No hace falta reflexionar tanto”, escribe en su sitio web.

Jordi tampoco cree en las cocinas inundadas de gritos, presión y estrés. “Muchos cocineros de nivel entienden que en la cocina hay que presionar, y nosotros creemos que eso se puede hacer sin gritos", cuenta a Cristina Jolonch.

Por cierto que Jordi es autor de un libro de recetas dulces (Los postres de Jordi Roca, Ed. Océano), y está que no cabe de gusto por enorme el éxito que ha tenido. No es para menos.


Josep, el sommelier

Uno de los sommeliers más reconocidos del mundo, Josep, conocido entre sus amigos como “El Pitu”, es quien se encarga de elegir la extensión de los platillos, el vino. Además, es quien ostenta el poder de la palabra; el comunicador, el negociador.

Ha dotado al Cellar de una bodega espectacular que alberga joyas recolectadas durante un sinfín de viajes. El riesling –elaborado con una variedad de uva blanca de la región del Rhin, en Alemania– es uno de los vinos favoritos de Pitu, y uno que guarda un lugar muy especial en su bodega.

 

Sobre su éxito

Antes eran tres hermanos sumamente talentosos, con el sueño de abrir un modesto restaurante. Hoy son los orgullosos merecedores del máximo reconocimiento culinario a nivel mundial. Pero eso no ha sido motivo para que “los humos se les suban a la cabeza”.

Josep contó a la periodista Cristina Jolonch una anécdota que ilustra este hecho muy bien. Cuando se encontraba en Londres con su familia, un taxista le preguntó de dónde era y cuando él respondió, el hombre empezó a darle explicaciones sobre un restaurante extraordinario de Girona que, le contó, regentan tres hermanos. Josep le confesó tímidamente: "I'm a Roca brother". Entonces el taxi frenó en seco, el conductor se llevó las manos a la cabeza y repitió pausadamente "A Roooca brooother!". Luego se deshizo en elogios antes de obsequiarle con un tour, sin bajar del espacioso coche, por los mejores restaurantes de la ciudad.

 

Fuente:terra.com.mx

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
La actriz admite que la influencia de sus hermanos en su infancia era tan grande que intentaba imitarles haciendo pis de pie
05.23.2014 · De Ytobias2004
Un estudio noruego establece la relación entre el orden de nacimiento y la inteligencia.
12.30.2013 · De wenalo
se caracteriza por la fusión de dos grandes culturas,su situación geográfica y su topografía que es muy variada, con mar a ambos extremos, costas, praderas, bosques y montañas con mucho sol y agua durante el año en su mayoría lo que es fuente de una gran variedad y disponibilidad de ingredientes.
11.29.2013 · De Chavelita
Estas son las Gastronomías que por su sabor y sazón han sido escogidas como las mejores del mundo.
09.28.2013 · De wenalo
La persona promedio espera tres horas antes de buscar ayuda para los síntomas de un ataque cardíaco y muchos enfermos mueren antes de llegar a un hospital
07.29.2013 · De SuperTigeroLIVH
Autor
SuperTigeroLIVH
Me Siento Como Diario :D
05.13.2013 22:31 (05.13.2013)
416 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Ver todos los Artículos de SuperTigeroLIVH
Calificación
1 votos
Recomiendalo