Descripción
Problemas de hígado graso

higado-graso.jpg

La esteatosis o el comúnmente llamado “hígado graso” es la acumulación de grasas en la célula hepática. También existe otro tipo de hígado graso, que está dado por la ingesta de alcohol, al que se denomina esteatosis alcohólica, pero esta no es su única causa.

Se trata de una patología en aumento porque está asociada a la obesidad, la hipertensión y el colesterol alto. Es una complicación que puede presentarse cuando hay exceso de grasa en la zona abdominal: las células adiposas pierden la capacidad de almacenarla y se infiltra en órganos vecinos.

Las señales de alerta

Aunque hay personas que no presentan síntomas, existen factores clave que deben implicar una consulta médica:

Si sos mujer, de mediana edad, con sobrepeso, con trastornos de azúcar en el metabolismo (diabetes) o de grasas (colesterol y triglicéridos), tus posibilidades de padecer hígado graso aumentan.

* Los genes también influyen. No es una enfermedad hereditaria, pero sí hay cierta predisposición genética a desarrollarla. Además, con frecuencia en una familia se comparten hábitos de alimentación que pueden favorecer su aparición.

* Más de la mitad de los pacientes con hígado graso presentan fatiga persistente o malestar en el cuadrante superior derecho del abdomen, o ambas cosas.

* A la hora del examen físico, las personas muestran un agrandamiento indoloro del hígado. Por lo general son diagnosticados cuando acuden al médico por una elevación inexplicable y persistente de los valores de las pruebas hepáticas. Todo esto viene acompañado de varios índices que se ven alterados, como el de las enzimas hepáticas, que llegan a duplicarse y hasta triplicarse a la par de los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos.

Qué hacer para ganar la batallaRemedios_Caseros_para_el_Higado_Graso.jp

* Si querés cuidar el hígado, la batalla comienza por reducir los azúcares refinados, los carbohidratos, las grasas de origen animal y el alcohol. Comer más verduras, pescados, yogur y frutos secos.

* Si sos de esas que conocen todas las dietas, la mediterránea es probablemente una de las más sanas para evitar el hígado graso y, al mismo tiempo, disminuir el riesgo cardiovascular.

* La actividad física es otra aliada contra la esteatosis.

Claves para prevenir

* Evitá el consumo de alcohol.

* A menos que sea indispensable, no tomes medicamentos dañinos para tu hígado como los analgésicos, antiinflamatorios o estrógenos.

* Reducí tu peso en forma gradual. Nunca lo hagas de manera vertiginosa, porque puede empeorar más el cuadro.

* Vacunate contra la hepatitis A y B.

* Aumentá la ingesta de antioxidantes.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Un cirujano fue suspendido en Gran Bretaña tras ser acusado de marcar con sus iniciales el hígado de un paciente, informaron este martes fuentes hospitalarias.
12.26.2013 · De wenalo
El amor ha sido asociado por años con el corazón. Este órgano es un icono el Día de los Enamorados y, generalmente, se utiliza para representar los sentimientos que se tienen por alguna persona. “Te amo con todo el corazón” es una frase que se suele emplear con recurrencia, pero de acuerdo al psicó…
10.05.2013 · De wenalo
Hay mucha gente que arruga la nariz cuando oye hablar de la casquería; gente que, permítase el juego de palabras, se siente visceralmente incapaz de comer vísceras.
07.11.2013 · De Ciielito
Deliciosa comida a la hora de una comida familiar
07.11.2013 · De Neniita
Nuestro órganos, son los principales afectados cuando llevamos una mala vida y una alimentación inadecuada.
06.21.2013 · De beyonce
Autor
Neniita
Los invito a que se inscriban :)
06.06.2013 22:04 (06.06.2013)
487 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo