Descripción
Receta de chiles rellenos

Ingredientes:

  • 4 chiles poblanos grandes
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 200 gr de puré de tomate
  • 2 jitomates
  • Sal y consomé en polvo
  • 250 gr de queso para fundir (puede ser Oaxaca, manchego, gouda, etc.)

chiles-rellenos-2.jpgISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es pelar los chiles y desvenarlos. Esto lo hacemos colocándolos sobre un comal o sartén grande y plano a fuego medio.

Deja que se calienten un poco y dale vuelta; debes tostar cada lado del chile para que la piel se levante y sea fácil retirar después, además de que esto le dará mejor sabor y consistencia a tu platillo.

Una vez que estén todos los chiles completamente dorados retíralos del fuego. Lo que yo hago es meterlos en una bolsa plástica para que guarden calor y con el vapor la piel se desprenda fácilmente. Déjalos de esta forma unos minutos y después sácalos.

Lava de uno a uno bajo el chorro del agua y con las manos desprende la piel del chile, posteriormente abre un costado con el cuchillo y saca las semillas. Procura hacerlo con una cuchara o un guante si usas la mano, pues esta es la parte más picosa del chile.

Una vez que tengas los chiles limpios procederemos a rellenarlos. Puedes probar varios guisos para rellenar como carne molida, atún, etc., pero el relleno más popular y el que te comparto en esta receta es de queso.

Una vez que hayas metido el queso en la misma ranura que hiciste para sacar las semillas, cierra con un palillo y aparta hasta terminar todos los chiles.

Para preparar el capeado que es la capa que recubre los chiles vamos a necesitar las dos claras de huevo. Colócalas en un refractario y bate con un tenedor o la batidora hasta que se esponjen, añade una yema y mezcla con cuidado con el tenedor, ya no batas, sólo envuelve.

Coloca sobre la estufa una sartén con aceite a fuego medio alto, mientras tanto vamos acapear los chiles. Sujétalos para que no se salga el relleno pasa primero por un poco de harina para después sumergirlos en el huevo.

Inmediatamente lleva a la sartén y fríe por ambos lados.

Si llevas alguna dieta o simplemente no quieres tanta grasa, puedes hacer todo el procedimiento hasta rellenar el chile y listo.

chiles-rellenos-3.jpgISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Para acompañar a los chiles rellenos:

Frijoles negros y arroz. Además, puedes preparar un caldillo licuando el puré de tomate con los jitomates y sazonándolo en una sartén.

¿Se te antoja?

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
beyonce
Todo llega a quien sabe esperar
06.17.2013 17:33 (06.17.2013)
626 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo