Descripción
Recetas para beber en pareja... y lo que surja

Prueba a combinar distintas frutas

Prueba a combinar distintas frutas

Ya hemos consacrado artículos a alimentos afrodisiaco en ocasiones pasadas. Ahora apúntate un tanto con tu pareja utilizando esos alimentos para preparar unos cocteles que dejen al otro sorprendido… y que le inciten a pasar a la acción. La cocina afrodisiaca  es una buena excusa para pasar un rato divertido y, además, aprenderás recetas que a bien seguro te pueden servir para futuras fiestas y celerbaciones. Solo ten cuidado en no poner demasiados alimentos lujuriosos, ¡nunca se sabe cómo puede acabar la cosa!

Las frutas y verduras que despiertan la pasion son la piña, el plátano, la zanahoria, el melón, el pepino, el tomate y el aguacate. Puedes probar a hacer las combinaciones que más te gusten, pero desde aquí te proponemos unas recetas para no tener que calentarte la cabeza y poder empezar desde ya a disfrutar de las virtudes de los afrodisiacos naturales.

En primer lugar te sugerimos un sencillo champagne de melón de elaboración casera. No tienes más que hacer unas bolitas de melón y mezclarlas con un poco de licor de menta. Añades el champagne y lo decoras al gusto. No olvides que la presentación puedes ser igual de sugerente que el sabor, cuando se trata de una noche de lujuria no se debe descuidar ningún detalle. El champagne tiene un curioso efecto deshinibidor, las burbujas se te subirán lentamente a la cabeza, casi sin que te enteres… y de repente te encontrarás en un plácido etadio de embriaguez.

Las posibilidades son enormes

Las posibilidades son variadas

El siguiente de nuestros cócteles se hace con dos medidas de tequila y una de locor de melon. En caso de no encontrar licor, puedes hacer tú mismo el zumo. Incorpora estos ingredientes en una coctelera y añade un poco de hielo picado. Cuando lo sirvas, no olvides decorarlo con una capa de Chantilly y una rodaja de melón. Dentro de nuestro imaginario sexual la nata invita a probar cosas nuevas y el tequila, si es bueno, es un excelente digestivo. Con el hielo picado y el melón tienes una combinación muy refrescante. Si quieres puedes probarlo con otras frutas como la piña, las fresas o el plátano… ¡estará igual de delicioso!

Finalmente te proponemos el cóctel llamado St. Petesburg, de elaboración un tanto más complicada pero con un sabor increible. Necesitas mezclar en la coctelera un chupito de licor de melocotón y otro de licor de coco con dos chupitos de vodka. Añádele cuatro de zumo de piña y medio chupito de granadina para darle más color. Finalmente, añade el hielo picado y a agitar. Como ves, la mezcla es interesante, pero conviene no abusar de este último pues puede que los efectos sean contraproducentes.

Los cócteles deben ser una ayuda para determinados momentos, pueden despertar la líbido dormida o simplemete te permiten pasar un rato divertido. Pero recuerda que las propiedades estimulantes del alcohol solo son efectivas en pequeñas dosis. Si te pasas la cosa no funciona. Y no querrás que tu pareja te vea durmiendo a pierna suelta en la cama mientras podríais estar haciendo otras cosas…

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Así de insólito es. ¿Cuántas veces te quedaste dormido en medio de una noche de estudio? Esas batallas contra el sueño, que casi siempre se pierden, empezarían a tomar otro color en China, la tierra de las locuras innovadoras.
03.20.2014 · De martin
Aunque nos resulte más agradable y pasemos más tiempo mirando a las personas guapas, nos acordamos mejor de los feos.
03.13.2014 · De Jennie
Una heladería ubicada en la capital de Taiwán, Taipei, vende los helados más excéntricos del mundo.
12.27.2013 · De Alex
Fotos de calles muy raras en nuestro mundo
11.13.2013 · De Alex
Así serían las estrellas del POP si hubiesen nacido como aves.
10.10.2013 · De wenalo
Autor
tigero1
Bienvenido a mi perfil, te invito a que leas mis Tigis y dejes tus comentarios!!!!
12.04.2012 14:19 (12.04.2012)
370 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
3 votos
Recomiendalo