Descripción
SI PIENSAS CASARTE EN EL 2013 HAY COSAS QUE DEBERÍAS SABER.

¿Es demasiado pronto para casarse?



Cuando todos tus amigos empiezan a casarse puedes sentir envidia y al mismo tiempo que te alegras por ellos. Si tu pareja no te propone matrimonio, es probable que tengas la tentación de sacar el tema y ponerle en un compromiso. No obstante, ten cuidado porque decidir unilateralmente puede acabar mal. No tiene sentido obligar a nadie y menos cuando tu pareja no se siente todavía preparada para dar el paso, ni tampoco cuando la relación no marcha del todo bien.

A continuación te ofrecemos diez claves para saber si has entrado en el juego peligroso de “casarte por casarte”…

Te comparas con otras parejas
Cuando ves que otras parejas que llevan menos tiempo juntas se casan antes que tú tienes la sensación de que te toca dar ya el paso. Este tipo de comparaciones no son buenas, no tiene sentido pisar el acelerador con el simple propósito de correr más. Recuerda que esto no es una carrera. La verdadera prueba de amor no se mide por el tiempo que tarda uno en casarse sino por el tiempo que permaneces con la pareja después.

Evita hablar del futuro
Si tu pareja está evitando el tema del matrimonio, forzar el asunto no te va a llevar a buen puerto. Todo lo contrario, le estás dando más razones para quitarle la idea del matrimonio definitivamente de la cabeza. Cambiar de tema, desviar la conversación con otras preguntas, o transmitir falta de entusiasmo son señales de que se siente demasiado presionado.

Es muy poco práctico
No solo las bodas cuestan dinero, también los anillos de compromiso. No tiene sentido soltar indirectas si tú y tu pareja estáis teniendo problemas económicos. Si sigues presionando sólo conseguirás generar más estrés y tensión. Ten paciencia y espera a
verlo más claro antes de empezar a hablar de anillos de boda.

Te interesa más la ceremonia que el matrimonio
Casarse es sin duda algo divertido: te ves espectacular, eres el centro de atención, te colman de piropos y regalos. Pero recuerda que el matrimonio es para el resto de la vida, no sólo para un día. Si lo que te entusiasma es la boda más que la relación de pareja, entonces no estás preparado para ponerte el anillo.

Estás empezando a ser una novia “psicópata”
¿Te resulta difícil no hablar sobre la boda aunque el tema no venga a cuento? Si te pasas el día fantaseando pensando en cuánto eres capaz de adelgazar para caber en el vestido de novia, o imaginando cuál puede ser el tamaño de la lista de boda, entonces necesitas respirar profundamente y buscarte un hobby.

Estás atendiendo a los deseos de terceras personas
No está bien presionar a tu pareja para que os caséis, pero forzar el tema solo por agradar a terceros es todavía peor. No hagas caso de lo que digan, ni tu madre, ni tu abuela, ni tu mejor amigo, ni el vecino de enfrente. Da igual lo que los demás piensen. Recuerda que sólo importa lo que sintáis tú y tu pareja.

No habéis hablado de los temas importantes
Sólo se puede construir una vida con alguien si se comparten los mismos objetivos vitales. Recorrer el camino hacia el altar para unirte con tu compañero no significa que tenéis la misma visión sobre los asuntos transcendentales. Si no habéis hablado sobre las cuestiones más importantes, como tener hijos o donde vivir, entonces es demasiado pronto para unir los lazos en matrimonio.

Casarse no es una prioridad
Si tu pareja no está preparada para casarse no significa que se quiere escaquear. Quizás hay buenas razones para esperar y no correr tanto. Si es el caso, ten paciencia y no te adelantes. Es más importante crear cimientos sólidos que casarse por casarse. Esta espera puede significar que tu pareja realmente apuesta por un compromiso a largo plazo.

Estás forzando la relación
No es una buena señal que estés continuamente planificando y organizando el rumbo de vuestra relación. Las mejores relaciones, las que tienen más éxito, son aquellas que fluyen sin demasiado esfuerzo. Tal vez sea un estereotipo pero es cierto. Si tomas decisiones por tu pareja estás presionando en exceso. Lo que tenga que pasar va a pasar con presión o sin ella.

No necesitas hacerlo
Las relaciones modernas permiten mayor libertad que las relaciones del pasado, en la época en que el matrimonio era una necesidad para poder vivir juntos. Ahora puedes comprometerte a largo plazo sin casarte. El matrimonio es un añadido a la relación, pero no el punto de partida de una larga historia de amor. Pregúntate a ti mismo si realmente necesitas casarte, ¿va a reforzar los lazos de tu relación o va a generar un estrés y un derroche que podrías ahorrarte? Si se trata de lo último, olvídate de organizar ese “gran día”, al menos por ahora.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
En el hospital de Albany, en Nueva York, han presenciado una de las 'bodas' más tiernas de la historia.
07.21.2015 · De Claudia_fb2
Después de un largo período de trabajo, Jennifer Aniston y Justin Theroux ya tienen fecha para su boda.
07.10.2013 · De Guillermo
Muchos veíamos venir esta noticia. Es por ello que quizás estos rumores de boda para Irina Shayk y Cristiano Ronaldo no nos han tomado de sorpresa.
07.10.2013 · De Guillermo
También conocida como la húmeda o la “mui”, la lengua es un órgano multiusos y versátil que utilizamos para saborear, deglutir, hablar, respirar… Y por supuesto, para besar
03.30.2013 · De Neniita
En el día de la boda, un novio debe tomarse el tiempo para relajarse, vestirse correctamente y repasar su discurso.
03.21.2013 · De Neniita
Autor
LauraX
Bienvenidos a mi perfil de tugentelatina.com, checa mis tigis
12.31.2012 13:21 (12.31.2012)
632 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo