Descripción
Superando la separación??

Basta con echar una ojeada rápida a algunos testimonios de personas separadas que circulan en los foros de la red para darse cuenta que es un proceso bastante fastidios y angustioso por el que deben pasar muchas parejas. La mayoría de estos  degarradores testimonios corresponden a mujeres quienes no se explican el por qué de la separación y piden ayuda desesperadamente a cualquiera que pueda echarles un consejo para resolver su situación. Otras más bien se preocupan porque hay hijos de por medio en el matrimonio y por supuesto, un gran sector de ellas refieren haber sido víctimas de la infidelidad de su esposo en más de una ocasión, que están cansadas de perdonar y que han decidido poner punto final a la relación. Pero en el ínterin, muchas de estas mujeres muestran debilidad y se arrepienten de su decisión o al menos no muestran la fuerza suficiente para seguir adelante solas y firmes en su decisión. Si a esto le sumamos la estadística que nos refiere que más del 50 % de las parejas que se casan terminan separándose y que del 50 % restante, más de la mitad refieren tener bajos niveles de bienestar psicológico, pues nos encontramos frente a un gran problema social.

 

Y es que una separación es muy difícil para todos, si ya en la época de noviazgo uno de estos escenarios afecta tremendamente, más lo es dentro del matrimonio o siquiera la convivencia. Como bien se dice, al finalizar una relación, también se está poniendo punto final a todo un proyecto de vida porque, supuestamente, la idea original era pasar el resto de la vida juntos. Y el problema se agrava cuando hay hijos y/o cuando hay violencia de por medio o infidelidades. Sin embargo, se requiere de la mayor madurez y entereza posible para entender que una relacion de pareja es de caracter dinamico y nunca estático. No se puede pretender dar inicio a una relación asegurando que durará para siempre. Puede haber buenas intenciones y la mejor de las disposiciones pero existen innumerables variables que afectan día a día el proceso y lo hacen susceptible de cambio tanto a él como al escenario en que se desarrolla.

Otra cosa que se debe tomar en cuenta es que los hijos pueden jugar un papel muy importante y de hecho lo juegan ya que pueden convertirse en los artífices de la separación cuando la pareja no sabe conjugar su vida de conyugal con la crianza de los mismos, o bien pueden convertirse en los salvadores del matrimonio.

Otro tema importante a considerar es una asociación que está bastante enraizada en nuestra cultura y que tiene que ver con el sexo. En efecto, se suele dar por sentado que el amor debe marchar a la par del sexo y la verdad es que, analizando en frío, no es así. En primer lugar, es innegable que el deseo sexual se va apagando, no de un tirón pero definitivamente su curva de descenso se hace más pronunciada año con año en lo que respecta a la pareja. Lo lamentable es tratar de soslayar esto diciendo que es producto de la rutina, de las obligaciones o que es “normal” luego de una etapa de pleno enamoramiento. Lo cierto es que el hombre no fue diseñado por la naturaleza pensando en términos de monogamia y amor eterno sino pensando en la supervivencia de la especie. Para esto, es evidente que la naturaleza hizo uso del deseo y el apetito sexual a su más pleno antojo. Es una deducción simple. Un hombre copula con una mujer y le da descendencia. Mientras la mujer está ocupada en criar a uno, dos o más hijos, la naturaleza hace trabajar al hombre en su favor lanzándolo en una carrera por la mayor cantidad de cópulas posibles.

 

No es de extrañar entonces que el hombre sea el que comete mayores infidelidades y si la mujer ha elevado sus estadísticas a este respecto, es por mero reflejo, como respuesta al supuesto machismo, cuando aquí ya estamos hablando de una esencia biológica. Cuando se entiende esto, es fácil separar los conceptos de sexo y amor y enfrentar mejor las cosas que muy probablemente ocurran y, lo que es mejor, las parejas pueden, al conocer el mecanismo, manipularlo para prevenir desagradables situaciones. Obviamente la comunicación y la franqueza son capitales de manera permanente. Sin embargo, si toca enfrentar una separación, nos cogerá mejor parados a todos y difícilmente daremos manotazos de desesperación en todas direcciones. Evidentemente existirá una sensación de pérdida y hasta de mutilación, lo cual es normal debido al sentido de posesión que también nos impregna individualmente y como pareja y en eso si no se le puede echar toda la culpa a la naturaleza sino a la educación que tengamos. También puede existir depresión, pero cuando se entienden las causas y los mecanismos del proceso será más fácil de superar. Finalmente la autoestima no debe caer nunca, primero por uno mismo y luego porque hay otras personas en este mundo que también nos necesitan, familiares y amigos.

Fotos
Video Externo
You need Flash player 8+ and JavaScript enabled to view this video.

Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Estudio: 20% de empleados con vínculos amorosos
02.11.2013 · De Alejandro
Castigado sin sexo
12.17.2012 · De tigero1
El mestizaje de culturas puede parecer algo complicado, a priori, debido a las distintas costumbres y formas de vida que se pueden dar.
11.29.2012 · De tigero1
Es algo que afecta sobre todo a las mujeres, y lo pueda sufrir cualquiera ya sea que esté en pareja o que sea soltera
11.29.2012 · De tigero1
Es usual que oigamos casos de un hombre siéndole infiel a su pareja, pero no es muy usual saber que una mujer lo fue.
11.28.2012 · De tigero1
Autor
tigero1
Bienvenido a mi perfil, te invito a que leas mis Tigis y dejes tus comentarios!!!!
12.15.2012 10:44 (12.15.2012)
465 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
0 votos
Recomiendalo