Descripción
TESTIMONIO DE ALGUIEN QUE GANÓ LA BATALLAS CONTRA EL SOBREPESO.

Pocas personas tienen el coraje de empezar de cero persiguiendo una meta. Conoce a Jazmín quien decidió que la obesidad que padecía no le ganaría la batalla

En este mundo donde queremos las cosas fáciles y rápidas es increíble que aún existan personas que luchan día con día para llegar a su objetivo. Éste es el caso de Jazmín Islas, una chica de 28 años que decidió que no quería más una vida marcada por la obesidad, por lo que emprendió un cambio radical de vida, y a base de disciplina, esfuerzo y mucha paciencia ha logrado perder ¡80 kilos! de una forma saludable. Ésta es su historia?

"Pesar 156 kilos a los 26 años definitivamente no es algo saludable. Recuerdo que toda la vida fui gordita y esto en gran parte se debe a que mi familia tiene malos hábitos alimenticios. Es decir, nadie me enseñó a comer saludablemente. No me victimizo para nada pero uno replica lo que aprende en casa. Esto me llevó a subir tanto de peso que llegué al punto en el que no podía ni siquiera bajar bien las escaleras; tenía que agarrarme porque me daba mucho miedo caerme.

Esto no quiere decir que no me gustaba arreglarme; siempre lo hacía pero sólo la cara: me maquillaba muy bien, me teñía el cabello, me ponía uñas cada semana, pero no veía más allá; de hecho en mi casa no tenía espejos de cuerpo completo. A esto sólo se le puede llamar de una forma: evasión. Esto es lo que les ocurre a muchas personas que conozco que tienen sobrepeso: se enfocan en un punto agradable de su cuerpo y no ven más allá, pero es muy importante estar conscientes que somos un conjunto.

Para un gran cambio, un gran motor

Muchas personas me preguntan qué es lo que me motivó a empezar este gran cambio, en mi caso cuando toqué fondo es cuando una de mis mejores amigas me dijo llorando que estaba preocupada por mí. Decía entre lágrimas que tenía miedo de que yo muriera, y que a mí parecía no importarme. Eso me hizo abrir los ojos y darme cuenta que era cierto, si seguía con ese peso no sólo no podría caminar bien sino que me iba a dar un infarto.

Fue entonces que decidí que no importaba lo que tuviera que hacer ni el tiempo que me tardara, bajaría de peso saludablemente. Era eso o hacerme cirugía, la cual podría traer muchas implicaciones. Todo el tiempo uno busca dietas y pastillas milagro que te hagan bajar rápido de peso y casi sin ningún esfuerzo, pero poco a poco te vas dando cuenta que los resultados que te ofrecen no son a largo plazo ni saludables, así que aunque cueste más trabajo no hay duda que hacerlo con dieta, ejercicio y terapia es lo mejor.

El inicio de un cambio radical

El primer paso fue contactar a expertos para que me guiaran en el camino. No se trata de perder peso así porque sí, se trata de un tratamiento integral, por lo cual busqué una nutrióloga, un entrenador y una terapeuta. Éste es un punto clave en el éxito de mi caso, la terapia conductual la llevo tomando un año y medio y no la pienso dejar.

En ella te enseñan a comer así como te muestran también que las personas delgadas tienen pensamientos diferentes a las obesas; por ejemplo, las personas con sobrepeso dejan pasar mucho tiempo entre comidas, por lo cual al final se atascan de cualquier cosa porque tienen hambre. Uno de los ejercicios que me dejó muy marcada fue cuando me pusieron 30 minutos frente a mi plato favorito: lasaña. Al principio fue una tortura, pero después vi que no pasaba nada si no me la comía y no satisfacía ese antojo. Después de eso me hice inmune a los antojos.

Refuerzos

Estoy convencida de que las personas debemos sentirnos cómodas con quienes nos están guiando en nuestro camino hacia la transformación. Yo no descansé hasta dar con la nutrióloga correcta; ésta debe escucharte lo que te gusta y lo que no y adaptarte un plan en el que no sufras porque de lo contrario tirarás la toalla fácilmente.

En cuanto al ejercicio, éste va más allá de ir al gym. Algo que recomiendo mucho es, junto a un entrenador profesional, buscar una rutina que te guste tanto que pudieras hacerla toda tu vida. No se trata de sufrir sino de experimentar: probar y medir, ése es mi lema.

Al principio sólo bajaba gramos y era muy desesperante; de hecho un año después de que empecé este cambio se comenzaron a ver resultados considerables. El mejor consejo que les puedo dar aquí es que no se desesperen. De hecho, muchas veces las personas bajan 10 kilos y se estancan, pero el chiste es cambiar la rutina para que el cuerpo no se acostumbre y siga perdiendo grasa. En mi caso, cuando ya pesaba 135 comencé a trotar; eso me ayudó mucho.

Un futuro prometedor

Actualmente peso 76 kilos, es decir que llevo 80 perdidos y definitivamente mi vida dio un grio de 360 grados. Decidí abrir un blog (elcaminoalbienestar-wellness.blogspot.mx/) en el que narro mis experiencias y trato de inspirar y dar consejos para que las personas se decidan a hacer un cambio en sus vidas.

El blog también me sirve a mí para comprometerme públicamente. Cuando una hace un compromiso público siente la presión de que más personas te leen y esperan algo de ti, lo cual te da ese empujón extra cuando tienes flojera o pones mil pretextos para no hacerlo. Por ejemplo, escribí que correría medio maratón, y ni modo, ahora lo cumplo. Otro gran sueño es hacer un libro con mi experiencia; eso es algo que me hace muy feliz.

El mensaje más importante que quiero difundir es que las personas se animen a dar el primer paso, nada es imposible. Aunque la meta parezca muy lejana, todo empieza con un paso, todo lo demás se va dando. Tengan el objetivo muy claro en su mente todo el tiempo y jamás lo pierdan de vista. Ah, y lo más importante: paciencia y constancia, ésas serán sus mejores aliadas en el camino de la transformación".

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Los excesos de las comidas siempre nos pasan factura. Para combatirlos opta por una dieta que sea equilibrada, sencilla y fácil de hacer para poder recuperar tu línea y dejar de sufrir para conseguir adelgazar.
07.04.2013 · De Monica
Sabemos que como mujer siempre buscas la manera de lucir bella y saludable. Pero no hay necesidad de sufrir con dietas extremas.
06.03.2013 · De Neniita
Muchos centros de enseñanza de jazz, hip hop, y ballet también brindan clases para adultos, siendo cada vez más utilizado para perder peso baliando.
05.15.2013 · De beyonce
Estudios comprobaron que la actividad física de juegos como Kinect te bajan de peso.
05.12.2013 · De federico
Desde el siglo XIX, el afán por perder peso provocó que descabellados y peligrosos regimenes alimenticios fueran popularizados
05.09.2013 · De Alfredo
Autor
LauraX
Bienvenidos a mi perfil de tugentelatina.com, checa mis tigis
11.29.2012 14:08 (11.29.2012)
400 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
2 votos
Etiquetas
Recomiendalo