Descripción
Terminaste de entrenar??

 

Que tal un pollo asado con verduras y naranja? Es delicioso y súper fácil:
Necesitas:
1 Pechuga de pollo sin hueso.
1 Naranja partida en 4 gajos
1 Tu c
ombinación favorita de verduras.

1 Cdita de aceite de oliva.Foto: Terminaste de entrenar? Que tal una cena diseñada especialmente para definir tu abdomen? Que tal un pollo asado con verduras y naranja? Es delicioso y súper fácil: Necesitas: 1 Pechuga de pollo sin hueso. 1 Naranja partida en 4 gajos 1 Tu combinación favorita de verduras. 1 Cdita de aceite de oliva.  En una sarten o grill vierte la cucharadita de aceite de oliva, déjala que se caliente sin que se queme, pon la pechuga de pollo y ásala hasta que esté bien cocida, procura no darle más de 2 vueltas por lado para que no se seque.  Agrega las verduras y la naranja y ásalas por breves minutos, la idea es que queden un poco crudas para que conserven sus propiedades. Puedes sazonar tanto el pollo como las verduras con especias como la pimienta, el eneldo, la albahca y el romero, evita usar sal ya que hace que retengas líquidos y te da una apariencia y sensación de estar inflamado. Sirve y disfruta !  Esto es lo que ganas: El aceite de oliva, al no estar quemado, ayuda a que tu sistema digestivo funcione sin complicaciones, además contiene ácidos grasos esenciales como el omega 3 y 6 que ayudan a tu corazón y sistema circulatorio. La pechuga de pollo aporta las proteínas que tu cuerpo necesita para construir músculo magro. Los vegetales llenan tu cuerpo de minerales que ayudan a tus órganos a funcionar correctamente. La naranja refuerza tu sistema inmune gracias a su alto contenido de vitamina C.  Ya sabes, una opción deliciosa, muy nutritiva y que te ayudará a construir un cuerpo muy definido y sólido.  Bon apetit!

En una sarten o grill vierte la cucharadita de aceite de oliva, déjala que se caliente sin que se queme, pon la pechuga de pollo y ásala hasta que esté bien cocida, procura no darle más de 2 vueltas por lado para que no se seque.
Agrega las verduras y la naranja y ásalas por breves minutos, la idea es que queden un poco crudas para que conserven sus propiedades.
Puedes sazonar tanto el pollo como las verduras con especias como la pimienta, el eneldo, la albahca y el romero, evita usar sal ya que hace que retengas líquidos y te da una apariencia y sensación de estar inflamado.
Sirve y disfruta !

Esto es lo que ganas:
El aceite de oliva, al no estar quemado, ayuda a que tu sistema digestivo funcione sin complicaciones, además contiene ácidos grasos esenciales como el omega 3 y 6 que ayudan a tu corazón y sistema circulatorio.
La pechuga de pollo aporta las proteínas que tu cuerpo necesita para construir músculo magro.
Los vegetales llenan tu cuerpo de minerales que ayudan a tus órganos a funcionar correctamente.
La naranja refuerza tu sistema inmune gracias a su alto contenido de vitamina C.

Ya sabes, una opción deliciosa, muy nutritiva y que te ayudará a construir un cuerpo muy definido y sólido.

Bon apetit!...

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
Alejandro
El alma que puede hablar con los ojos, tambien puede besar con la mirada...
11.15.2012 17:22 (11.15.2012)
568 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
2 votos
Recomiendalo