Descripción
Tips para lograr preparar Carnes jugosas

Ya sea que quieras cocinar un jugoso pollo a la parrilla, una hamburguesa o filete miñón, debes seguir algunas reglas simples para la compra, almacenamiento y preparación de carnes.

En caso de que la carne que estés preparando te haga dudar, tírala a la basura para nadie se enferme, especialmente si está sirviendo a niños, ancianos o cualquier persona cuyo sistema inmunitario es débil, ya que son aún más susceptibles a las bacterias de la carne. Pero esto no sucederá si sigues los cinco (5) consejos que se presentan en la fotogalería a continuación:

 

1. Refrigera las carnes frescas tan pronto puedas, no dejes pasar más de dos horas después de comprarlas, ya que se echa a perder si se dejan a temperatura ambiente. Y nunca descongeles la carne a temperatura ambiente o se echan a perder. Debes descongelar la carne deshuesada en el refrigerador durante la noche o por dos días si tiene hueso, también la puedes sumergir con su empaque en agua fría durante una hora.

2. Cocina la carne lo más pronto que puedas después de comprarla. La carne vacuna, de cordero o ternera se mantienen frescas en el refrigerador durante tres a cinco días, pero la carne molida dura tan sólo dos días.


3. Todas las carnes, de res, de ternera, de cordero en filetes o chuletas, se deben cocinar por lo menos a 145°F, por lo menos 145 grados (término medio), a fin de matar las bacterias de la superficie, y a 160°F o 170°F  para termino bien cocido. Y el pollo a 165°F para cocinar a fondo y ser más seguro.

4.  La carne molida debería cocinarse por lo menos a 160°F y el pollo a 165°F, porque cuando se muele las bacterias de la superficie pueden propagarse en toda la carne, así que no es seguro servir hamburguesas o carne poco cocida, especialmente cuando sirve a los niños y ancianos.

5.  Usa un termómetro de carne para tener la certeza de que la carne ha alcanzado una temperatura adecuada. No confíes en el color de la carne, ya que puede lucir cocida antes de que haya alcanzado una temperatura adecuada. Asegúrate de insertar el termómetro en la parte más gruesa de la carne.

6. Mantén la carne a 140°F cuando la sirvas y refrigera las sobras antes de que pasen dos horas de haberse preparado. La carne que queda a la intemperie es probable que tenga bacterias dañinas y no debe ser consumida.


7. Desecha las sobras refrigeradas después de cuatro días.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Artículos Relacionados
Las mujeres que comían la mayor cantidad de carne roja aumentaron su riesgo de cáncer de mama casi en un 25 por ciento, sugiere un estudio de 20 años de duración con casi 89 mil mujeres
06.30.2014 · De Ytobias2004
Las autoridades británicas han lanzado un aviso a la población para que evite lavar el pollo o la carne de ave cruda antes de cocinarla porque esta práctica contribuye a propagar bacterias como la campylobacter, relacionada con enfermedades gastrointestinales.
06.17.2014 · De Ytobias2004
En esta ocasión nos vamos a centrar en dos productos tan concretos como la carne y el pescado, que requieren unas condiciones de conservación específicas para evitar la aparición de patógenos, que surgen si no se mantienen a temperaturas ideales
06.06.2014 · De Ytobias2004
Para los que siempre tuvieron la duda, aquí les contamos de que están echas unas de las hamburguesas más vendidas en todo el mundo.
03.14.2014 · De Jennie
El hecho ocurrió en un restaurante de Anambra, Nigeria, donde las autoridades descubrieron dos cabezas de personas asadas que se encontraban envueltas en papel celofán.
02.19.2014 · De wenalo
Autor
07.28.2011 09:34 (07.28.2011)
2008 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
2 votos
Recomiendalo