Descripción
Todo sobre la gluteoplastia

gluteoplastia.jpg

La gluteoplastia

La gluteoplastia es la modificación de los glúteos mediante una cirugía, en la que se puede utilizar la liposucción, remodelación y los implantes para conseguir el efecto deseado. En general, es una operación que dura entre dos y cinco horas, y se suele utilizar una anestesia general.

En la remodelación se corta la piel de las nalgas y los muslos y se quita el exceso de grasa y piel. Las cicatrices se ubican estratégicamente debajo de la cintura, para que no se noten con traje de baño y ropa interior. También se pueden hacer incisiones en la parte superior de la nalga y a los costados de la misma. En ocasiones, también se realiza una liposucción, donde se inserta una cánula fina en las incisiones para eliminar la grasa no deseada.

Y si lo que queremos es aumentar el tamaño de los glúteos, nos implantarán siliconas como las que son comúnmente utilizadas en el pecho, que pueden ponerse en la parte superior -submucular- o inferior -subfascial- del glúteo mediante una incisión y creando una especie de bolsillo dentro; o nos sacarán grasa de otros sitios para colocarla en nuestra cola. Este último procedimiento se le llama comúnmente lifting brasileño.

En general, las gluteoplastias duran aproximadamente diez años o más, aunque también influye el que cambiemos de peso y el envejecimiento. El precio es muy difícil de saber, ya que dependerá del país y del cirujano, pero en general rondan entre los cuatro mil y doce mil dólares.

La lipoescultura es la primera cirugía más popular en hombres, y la segunda en mujeres.

Postoperatorio

La hinchazón y los moretones en la zona estarán presentes entre 10 y 14 días después de la operación. El malestar es común en las primeras 24 a 48 horas. Además, se debe usar un vendaje de compresión en la zona para reducir la inflamación y conseguir que la piel se endurezca. Es importante también que nos movamos todo lo posible para mejorar la circulación y hacer más rápida la recuperación.

Se necesitan al menos seis semanas después de la cirugía antes de llevar a cabo actividades cansadoras. La recuperación completa, sin embargo, se da entre los cuatro y los seis meses posteriores, aunque la mayoría de las personas ya pueden empezar a trabajar luego de una semana. El ejercicio físico fuerte debe eliminarse por completo durante al menos tres meses.

Riesgos

Si bien la cirugía de glúteos es una operación muy realizada, debemos tener en cuenta que puede tener riesgos. Algunos pacientes experimentan la formación de hoyuelos, cicatrices, bultos o flacidez en la zona.

La liposucción, por su parte, puede causar quemaduras por fricción en la piel y los órganos internos. En el caso de los implantes, debemos tener especial cuidado con lo que se utiliza: desde los famosos implantes PIP, o la utilización de metacrilato y otras sustancias no específicas para este tipo de cirugías pueden traer graves complicaciones.

Entre las complicaciones más graves tenemos los coágulos de sangre, las infecciones, la acumulación de líquidos en los riñones y la sobredosis de drogas.

Fuente obtenida de http://www.imujer.com/

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
06.27.2013 15:37 (06.27.2013)
743 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo