Descripción
Tratamientos, cuidados y prevención del herpes labial

¿Cómo evitar el herpes labial?


¿Cómo aparece el herpes labial?

Desde un beso a una persona con herpes hasta un apretón de manos o usar una toalla infectada, hay varias formas de contagiarse del virus que produce el herpes labial. Es decir, tanto por actividades sociales diarias como por contacto físico íntimo, las posibilidades de contraer el virus son muchas.

Generalmente, el herpes permanece en estado latente en la piel, pero hay varios factores que pueden activar el virus, provocando síntomas y la aparición de las ampollas tan molestas y poco agradables a la vista. Los períodos de activación del virus podrán darse cada cierto tiempo, durando una o dos semanas, y se ven potenciados por factores físicos y ambientales.

La activación del herpes puede darse por problemas hormonales, y suele darse durante el período de menstruación. También es posible que la fiebre o la exposición prolongada al sol produzcan la aparición de las ampollas. Asimismo, debes tener en cuenta que las situaciones de estrés son disparadoras del herpes labial.

Síntomas del herpes labial

Antes de la aparición de las ampollas, pueden darse varias señales. Para empezar, picazón, hormigueo y ardor alrededor de los labios y la boca. En una segunda etapa puede darse fiebre, dolor de garganta e inflamación.

Las ampollas que aparecen en el labio pueden ser pequeñas y transparentes, con un líquido amarillento en su interior o bien agruparse en una ampolla más grande. También pueden aparecer pequeñas ampollas de color rojo que suelen reventarse por sí solas. En esta etapa se da la mayor posibilitad de contagio por lo que debemos tener ciertos cuidados.


Tratamientos, cuidados y prevención del herpes labial

Por lo general, a los médicos les basta con notar la presencia de estas ampollas características para determinar que es un herpes labial. Sin embargo, podrán hacerte algunos análisis, como cultivo de virus o examen de sangre.

El tratamiento podrá incluir medicamentos específicos para combatir el herpes, así como alguna crema para aplicar sobre el área afectada. Pero las medicinas suelen ser útiles en las primeras etapas y las cremas suelen acortar la presencia de las ampollas por muy poco tiempo. Por lo tanto, entre las medidas a tomar, debes evitar que el herpes se disperse a otras áreas del cuerpo lavándote a diario con agua y jabón antibacterial. Por otro lado, trata de no consumir bebidas calientes y comidas picantes y saladas.

La prevención es muy importante para evitar el herpes labial y hay factores vinculados a la salud física y emocional que debes tener en cuenta. Llevar una dieta sana, descansar las horas recomendadas diariamente y combatir el estrés son algunas medidas importantes.

Asimismo, usa protector solar y barras humectantes para cuidar tus labios, lava la ropa de cama y toallas, y tanto si tienes herpes como si estás en contacto con alguien que lo tenga, evita compartir vasos, cubiertos, etc. También es importante que tomes precauciones en caso de sexo oral, ya que el herpes puede contagiarse a la zona genital. Y viceversa.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
Betzy
betzyvj
01.08.2013 06:57 (01.08.2013)
1849 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
5 votos
Recomiendalo