Descripción
Una Mujer cuadripléjica mueve un brazo robotico con su Mente

Sensores en la parte del cerebro que se encarga del movimiento sirven para operar esta prótesis con una precisión nunca antes vista

Londres (Reuters). Investigadores de Estados Unidos desarrollaron un brazo robótico controlado directamente por la mente que tiene el nivel de agilidad más próximo a un miembro humano normal conseguido hasta ahora.

mujer.jpg

Jan Schüermann, una mujer de 53 años que fue diagnosticada con una enfermedad cerebral degenerativa hace 13 años y está paralizada del cuello para abajo, es capaz de operar el brazo robótico con un nivel de control y fluidez nunca visto antes en este tipo de prótesis avanzadas.

“Es tan fantástico”, dijo Schüermann durante una conferencia de prensa. “Estoy moviendo cosas. No he movido cosas por alrededor de 10 años (...)Es sólo cuestión de pensar ‘Quiero hacer eso’”, señaló la paciente.

En el último estudio, publicado en la revista “The Lancet”, un equipo de investigadores del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh implantó dos dispositivos de microelectrodos en la corteza izquierda de la mujer, la parte del cerebro que inicia el movimiento.

CÓMO ‘LEER’ LA MENTE
Los médicos usaron una técnica de escáner del cerebro en tiempo real, llamada resonancia magnética funcional, para encontrar la parte exacta delcerebro que se activaba al pedirle a la paciente que pensase en mover uno de sus brazos paralizados.

Los electrodos se conectaron a la mano robótica a través de un equipo que ejecuta un complejo algoritmo que traduce las señales imitando la forma en que un cerebro controla las extremidades sanas.

“Esos electrodos son dispositivos destacables ya que son muy pequeños”, dijo a Reuters Michael Boninger, que trabajó en el estudio. “No puedes comprarlos a Radio Shack”.

Pero Boninger dijo que la forma en que opera el algoritmo es el principal avance. Traducir con precisión las señales cerebrales ha sido uno de los mayores retos en las prótesis controladas por la mente.

MEJORAS A FUTURO
Les llevó semanas a los expertos entrenar a Schüermann para que dominase el control de la mano, pero fue capaz de moverla después de dos días, y con el tiempo logró completar tareas –como coger objetos, orientarlos y moverlos a la posición deseada– con una tasa de éxito del 91,6 %. Su velocidad se incrementa con la práctica.

Los investigadores planean incorporar tecnología inalámbrica para eliminar la necesidad de conectar con un cable la cabeza del paciente y la prótesis.

Creen que podría añadirse un bucle sensorial que devuelva información al cerebro, lo que permitiría al usuario ver la diferencia entre caliente y frío o las superficies suaves y rugosas.

Fotos
Comentarios
Ordenar por: 
Por página :
 
  • Aún no hay comentarios
Autor
Alfredo
Hola mi gente latina
04.12.2013 13:54 (04.12.2013)
524 Vista(s)
0 Suscriptor(es)
Calificación
1 votos
Recomiendalo