Hablar inglés ha sido uno de los principales problemas de los voluntarios que están trabajando en la Copa Confederaciones. El gerente del programa del voluntariado, Rodrigo Hermida, admitió esta falla después de que un periodista alemán comentó haber tenido dificultades en algunos lugares de competición. "Brasil habla portugués. No quiero ser grosero y entiendo la necesidad de quien viene de fuera en tener una lengua de opción", dijo, admitiendo que durante el proceso selectivo no era obligatorio el dominio del inglés. "Tal vez esa sea una de las cosas que tengamos que cambiar para la Copa del Mundo", dijo.

Además de no ser obligatorio decir si habla inglés, en el formulario de inscripción era posible hacer una prueba, no obligatoria. "Pero eso tampoco asegura que la persona sepa realmente hablar inglés", dijo Hermida. Fueron 5652 seleccionados para la Copa Confederaciones, siendo sólo 265 extranjeros, donde la mayoría eran colombianos, mexicanos y estadounidenses. "En algunos grupos, pusimos personas que hablaban bien inglés para intentar minimizar esos problemas", explicó.

Brasil es el primer finalista de la Copa ConfederacionesHaz clic para ver el video en Terra TV
Brasil es el primer finalista de la Copa Confederaciones

Hermida justificó porque fue creado un programa de voluntariado en vez de contratar empleados remunerados. "Fue una elección del Comité y la idea fue dejar un legado para esas personas", alegó, diciendo que la experiencia de ser voluntario es algo único. Uno de ellos es el empresario hindú Omprakash Mundra, de 63 años, que está por octava vez trabajando como voluntario en una competición internacional. "Esto aquí es cómo ir a una UNiversidad. Nadie te paga, el que paga es uno", explicó.

Mundra pasó momento delicados después del juego España x Tahití, cuando tuvo que quedarse hasta tarde en el Maracaná. "Mi mujer me llamó preocupada y sólo entonces entendí lo que estaba sucediendo en el país", dijo. El empresario intentó salir del estadio rumbo al lugar donde está hospedado y encontró mucha seguridad en las calles. "Resolví quitarme la camiseta, la gorra, la acreditación e ir caminando para la casa." Ese día, 300 mil personas protestaron en la avenida Presidente Vargas, en la sede del ayuntamiento, a menos de 1km de Maracaná.

El gerente de voluntarios del COL, Rodrigo Hermida, admitió que en algunas ocasiones fue necesario tener a los voluntarios hasta tarde en los estadios por las protestas en las calles. "Pero no sabría decirte cuando eso sucedió", dijo. Hermida habló también de los voluntarios que cogen su uniformes y no aparecen a trabajar. "Trabajamos siempre con uno numero de voluntarios para no tener problemas con eso", explicó.

No es la primera vez que el hindú visita a Brasil. Estuvo en Río en 2007 acompañado por su mujer y habló de lo que encontró distinto seis años después. "Todo está mucho más caro. Los hoteles, la alimentación. Todo cuesta por lo menos dos veces más que en la India", reclamó, pidiendo que el COL intente conseguir hospedajes para los voluntarios el año que viene. "Los Juegos Olímpicos de Invierno en Socchi van a hacer eso. En esos eventos, los precios suben tres, cuatro veces", dijo. Pero Hermida dijo que sería muy complicado montar alojamientos para voluntarios y descartó la idea.

El cronograma del programa de voluntariado para la Copa del Mundo aún no está cerrado, pero Rodrigo Hermida trabaja con uno numero de 15 mil voluntarios en las 12 sedes. Omprakash Mundra ya se inscribió y espera ser seleccionado. "Si soy seleccionado, vendré. Si no, vendré también, porque adoro el deporte", afirmó.